Rocky de la Fuente, el “otro” demócrata en la boleta de California

Sí, la competencia sigue siendo entre Hillary y Sanders, pero hay un tercero que ha logrado miles de votos en otros estados y que ha puesto millones de dólares en una campaña por la presidencia
Rocky de la Fuente, el “otro” demócrata en la boleta de California
El candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Roque "Rocky" De La Fuente Guerra (c), durante un encuentro con periodistas, el 6 de noviembre de 2015.
Foto: David Maung / EFE

A Donald Trump le llama “pelos de elote”, de Hillary dice que “no ha hecho nada” y de todos ellos, prefiere a Bernie Sanders, aunque su candidato favorito es ni más ni menos que él mismo.

Roque de la Fuente, un empresario de San Diego criado en Tijuana, ha gastado 5.5 millones de su propio bolsillo en una campaña demócrata por la presidencia y después de participar en las primarias de 46 estados, tiene el gran total de cero delegados.

Pero no por eso está descorazonado. Al contrario, sigue desafiante y dice los 58,000 votos que ha logrado en las primarias son prueba de que su candidatura resuena entre la gente. Aunque advierte que le han robado docenas de miles de votos, una acusación que no respalda con pruebas.

En realidad yo he ganado cientos de miles de votos, pero me los han quitado”, insiste, acusando al liderazgo del partido demócrata de hacer todo lo posible por “elegir a Hillary como reina”.

No está claro si sus acusaciones tienen base en la realidad, pero si hay algo cierto: Roque de la Fuente ha realizado una intensa campaña, logrando llenar todos los requisitos para estar en la boleta electoral en 46 estados, incluyendo la semana que viene en California.

En algunos rincones de este país, su campaña como mexicano nacido en Estados Unidos y completamente bilingüe, que rechaza la retórica de Trump y apoya a los inmigrantes, además de su exitosa carrera como empresario de automóviles, ha tenido eco.

//platform.twitter.com/widgets.js

En Texas, que sostuvo su primaria el 1 de marzo, De la Fuente logró 8,425 votos, 3,000 más que el ex gobernador de Maryland Martin O’Malley. Y a pesar que O’Malley se había retirado de la contienda un mes antes, De la Fuente es un perfecto desconocido que jamás ha tenido un puesto público y nunca participó en ningún debate, a diferencia de O’Malley.

Pero está claro que ni su ánimo, ni su campaña –ni su ego- se doblegan ante la imposibilidad de ganar la nominación demócrata que perseguía. En varias ocasiones durante la entrevista señala que está considerando una campaña independiente por la presidencia, o incluso por el senado en Florida.

“Puede ser que yo me lance como representante de todas las minorías”, dice. “Lo mismo que hizo el Papa Francisco, que logró los votos de los cardenales de Oceanía, Latinoamericanos, Africanos. Yo necesito el voto de todas las minorías”, afirma.

Aunque su personalidad suena delirante, De la Fuente ha desarrollado una plataforma coherente que puede leerse aquí: https://www.rocky2016.com/issues/

“Yo soy real”, insiste, “y pienso siete pasos adelante, como en el ajedrez”. Por encima de todo, detesta a Donald Trump y a lo que está haciendo el republicano, aunque jamás parece pronunciar su nombre, prefiriendo “pelos de elote” o “ese imbécil”.

//platform.twitter.com/widgets.js

Para remarcar el tema cuenta una anécdota que, dice, le ocurrió en Yuma, Arizona, cuando estaba por allí en campaña. “Estaba yo cargando combustible y estaba allí una familia mexico americana que me reconoció”, dijo. “Yo estaba feliz de que me reconocieran, se sacaron selfies conmigo y le dijeron a su sobrina Renata: “mira, este señor va a ser presidente”.

“Me sentí Moisés, hasta me lo hicieron creer”, ríe.

De repente, afirma, la niña se puso a llorar. “Mis abuelitos viven en Hermosillo”, dice que le dijo, entre sollozos. “Pero en la escuela todos mis compañeros me dicen que ese señor imbécil va a construir un muro”.

Eso no es justo, asevera De la Fuente.

“No es posible que esa persona esté aterrorizando a muchachos y muchachas de 8 9 a 10 años, quien le dijo a él que tiene la facultad, el derecho de atormentar a las futuras generaciones. Para mi es algo criminal”, concluye.

“Si este señor sale electo, retrasará a América por más de 20 años”, continúa. “Seremos el hazmerreir del mundo”.

Insiste en que su campaña es real. Y que su objetivo es honorable.

“A mí me ha ido muy bien, tengo negocios en ocho estados, empleo a miles de personas”, dice. “Lo que quiero es asegurarme que en un futuro no le pasa a este país lo que le pasó al imperio romano”.

¿Quién es Rocky de la Fuente?

Roque "Rocky" de la Fuente, de 61 años y nacido en San Diego, lleva a cabo una quimérica campaña por la presidencia.
Roque “Rocky” de la Fuente, de 61 años y nacido en San Diego, lleva a cabo una quimérica campaña por la presidencia.

Roque “Rocky” de la Fuente Guerra nació en San Diego hace 61 años y estudió tanto en México como en los Estados Unidos.   Es graduado de Administración de empresas en la Universidad Anahuac (UNAM) y en la Universidad de San Diego. Buena parte de su vida empresarial, que empezó de muy joven, la dedicó a los concesionarios de automovil, de los que llegó a tener 28 antes de 1990.

Actualmente sólo es dueño de un concesionario Cadillac en San Diego, donde despliega una gran bandera estadounidense que le costó una lucha legal con la ciudad.

También ha sido dueño de casas de cambio en la frontera, varios bancos, terrenos y edificios.  Posee “el edificio más alto de San Francisco” y muchas otras propiedades en California, Ohio, Cincinnati, Nueva York Connecticut, Florida, incluyendo complejos residenciales.

Su currículum empresarial parece interminable. Más información aquí (en español) y aquí (en inglés).