Daniela Campuzano, la elegida para ser la abanderada de México en Río 2016

El honor le fue concedido al ser la primera atleta mexicana en calificar a la prueba de ciclismo de montaña de unas olimpiadas

Daniela Campuzano, la elegida para ser la abanderada de México en Río 2016
Pese a que este año no ha sido el mejor en su carrera, el haber obtenido el campeonato panamericano le ha concedido a Campuzano este gran honor.
Foto: David Leah / Mexsport

A pocas semanas de que den inicio los Juegos Olímpicos de Río 2016, uno de los secretos guardados por el Comité Olímpico Méxicano (COM) ha sido develado este lunes y ya se sabe qué atleta será el abanderado de la delegación mexicana en la justa veraniega.

Contrario a lo esperado, ni María Espinoza, ni Aída Román fueron las elegidas, mucho menos Paola Espinoza o alguno de los chicos del equipo varonil de clavados, dado el problema que existe entre la Federación Internacional de Natación (FINA) y la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE).

Es por ello que Daniela Campuzano ha sido anunciada este día como la encargada de portar el lábaro patrio mexicano en la ceremonia de inauguración de las próximas olimpiadas.

¿Quién es Daniela Campuzano?

Daniela nació en la Ciudad de México el 21 de octubre de 1986. Tiene 29 años, es licenciada en Biología y en 2005, comenzó su carrera de forma oficial como ciclista de montaña.

Daniela es la primera pedalista mexicana que clasifica a unos Juegos Olímpicos, desde que esta disciplina se convirtió en olímpica en Atlanta 1996.

Gracias a su Campeonato Panamericano y a que es una de las ciclistas más constantes, Campuzano obtuvo su pase a Río 2016.

¿Por qué ella fue la elegida y no otros atletas?

Los directivos del COM consideraron que la hazaña de Daniela es digna de reconocerse por todos y que tenía bien merecido el ser la abanderada de México.

A esto, habría que agregarle cuestiones técnicas de otros atletas. En el caso de Aída Román y María del Rosario Espinoza, han sido sus propios entrenadores quienes han solicitado que ellas no fueran elegidas, debido a las exigencias físicas de la ceremonia, ya que en promedio, los abanderados pasan 5 horas de pie.

Crisanto Grajales fue otro que se postuló para ser abanderado, pero por el calendario, el triatleta aún no estará en Río de Janeiro para la ceremonia de inauguración.

Ismael Hernández era otro de los candidatos fuertes para ser abanderado, pero el pentatleta tenía en contra antecedentes de dopaje.