Maná aprovecha su gira estadounidense para criticar a Donald Trump

El grupo de rock arremete contra el candidato republicano pocos meses antes de presentarse ante sus fans en estados como California, Texas y Nevada

Maná aprovecha su gira estadounidense para criticar a Donald Trump
Fher aseguró que Trump es una persona racista.
Foto: EFE

El anuncio de que la banda mexicana Maná volverá a pisar los escenarios de Estados Unidos a través de una extensa gira por todo el país se ha visto acompañado de un mensaje político contundente contra las aspiraciones presidenciales de Donald Trump, ya que el líder del grupo, Fernando Olvera, no ha dudado en tacharle de “racista” al expresar su confianza en que la comunidad latina sabrá votar en función de sus intereses.

“Los latinos y los mexicanos no son tontos, van a votar por el candidato que luche por ellos y no van a poner en riesgo su vida, sus trabajos, con un presidente racista”, aseguró el vocalista a Univisión antes de advertir a los hispanos de que no ir a votar podría dar como resultado “un presidente que va en contra de los latinos, que está sacando a todo el mundo fuera, un presidente violento y que no respeta a las minorías“.

Teniendo en cuenta que la amplia serie de conciertos que el cuarteto iniciará en septiembre le llevará principalmente a visitar estados con una fuerte presencia de electores latinos, como Texas, Nevada y California, parece claro que Maná aprovechará la cercanía de las elecciones presidenciales -se celebrarán el próximo 8 de noviembre- para contribuir activamente a la campaña por mantener al candidato republicano alejado de la Casa Blanca.

LEE TAMBIÉN: Maná iniciará su gira “The Latino Power Tour” en EEUU

“Ahora es momento de ponerse las pilas y registrarse para votar. Los latinos tenemos que construir nuestro futuro y no dejar que los demás lo hagan por nosotros”, aseveró en la misma entrevista.

Aunque Fernando Olvera no se ha pronunciado expresamente sobre sus preferencias en relación con el candidato demócrata -Hillary Clinton y Bernie Sanders todavía luchan por conseguir la nominación de su partido-, lo que sí puso de manifiesto el pasado Cinco de Mayo es la buena sintonía que mantiene con el todavía presidente, Barack Obama, durante la recepción que la Casa Blanca organiza anualmente para reconocer el gran papel que juega el colectivo mexicano en la vida pública estadounidense.