La droga que mató a Prince es la favorita de los narcos mexicanos

El Fentanilo, muy popular en Estados Unidos, es mucho más potente que la heroína, más lucrativo y también más mortal
La droga que mató a Prince es la favorita de los narcos mexicanos
Foto: Bertrand Guay / Getty

La droga que mató al cantante Prince se ha convertido en la favorita de los carteles mexicanos. Se trata del fentanilo, que adquirió popularidad en los Estados Unidos y genera un gran margen de ganancia para los narcotraficantes, según un artículo publicado en el New York Times.

Según la mencionada publicación, el fentanilo que se distribuye en los EE.UU. tiene dos orígenes: una parte se produce en los laboratorios de los carteles en México y el resto lo importan desde China.

“Los carteles están migrando hacia esa droga para aumentar sus beneficios. Son unos genios del mercadeo, lo vieron venir”, dice Jack Riley, administrador adjunto de la DEA (la agencia antidrogas de Estados Unidos), según cita el NYT.

En el caso de Prince, las autoridades no han revelado aún cómo consiguió la droga el cantante, pero se ha reportado que probablemente empezó a utilizarla después de someterse a una cirugía de cadera en los 2000s que aún le causaba molestias.

El fentanilo se trata de un opioide sintético que puede fabricarse en un laboratorio sin los riesgos que conlleva tener que plantar, cosechar y procesar amapola, dice el artículo, y agrega que esta droga es más lucrativa y a su vez, más mortal.

Cientos de estadounidenses han muerto por sobredosis relacionadas con el fentanilo en los últimos años, según este reporte.

Las ganancias

Un kilo de heroína que compran en Colombia por 6,000 dólares puede venderse al por mayor en unos 80,000 según la DEA. Un kilo de fentanilo que compran en China por menos de 5,000 dólares es tan potente que puede procesarse para producir de 16 a 24 kilos al cortarlo con talco o cafeína“, indica el NYT.

“Cada kilo puede venderse al por mayor en 80,000 dólares y cuando llega a las calles alcanza 1,6 millones de dólares“, añade.