Mexicanos y estadounidenses enfrentan el mismo dilema sobre gays

La aceptación del matrimonio gay ha ganado terreno en tres décadas en Estados Unidos
Mexicanos y estadounidenses enfrentan el mismo dilema sobre gays
Matrimonios gay.
Foto: Archivo / Getty Images

MÉXICO – Los mexicanos y los estadounidenses enfrentan el mismo dilema sobre la homosexualidad, según un análisis comparativo que realizó la empresa Parametría con base en sus propias encuestas de finales de 2015 y las del Centro Hispano Pew.

Si bien la aceptación del matrimonio gay ha ganado terreno en tres décadas en Estados Unidos al pasar de una aceptación del 30% en 1996 al 60% (el doble), en México las simpatías han incrementado de manera más precipitada desde que en 2007 la capital mexicana se convirtió en la única entidad de reconocer las uniones en entre personas del mismo sexo.

En la más reciente encuesta del diario local El Universal presentada este martes las opiniones de los mexicanos se encuentran prácticamente dividas entre un 43% a favor de las bodas homosexuales y un 49% que está en contra aunque los juicios de los entrevistados varían según hechos y acontecimientos.

Parametría documentó, por ejemplo, en julio de 2013 por primera vez más mexicanos apoyaron la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo (52%), sin embargo un año después las opiniones que estaban a favor descendieron.

“Ese año en diferentes estados se celebraron las primeras bodas entre parejas gays, en Oaxaca y Jalisco por ejemplo, eventos que pudieron modificar las opiniones de la ciudadanía”, detalló Parametría en su informe “Los matrimonios entre el mismo sexo en México y Estados Unidos”.

Desde una perspectiva legal, la Suprema Corte de Justicia mexicana se adelantó sólo por 23 días a la estadounidense en avalar como discriminatorio que las respectivas entidades federativas consideren la figura de matrimonio sólo a la unión de un hombre y una mujer. El 26 de junio de 2015 la Suprema Corte de Estados Unidos determinó que la constitución garantizaría el derecho de los matrimonios del mismo sexo.

Tal vez la diferencia más importante entre ambos países que encuentran los encuestadores es que el 23% de entrevistados en México considera que ser homosexual es algo que se desarrolla debido a la manera en como la gente se educa. En cambio del otro lado de la frontera sólo 7% concuerda con esa frase.

El 40% de los norteamericanos dice que ser homosexual es una forma de vivir que las personas eligen, en México 28% también coincidieron con esa postura. En nuestro país el 41% de las personas creen que ser homosexual es algo con lo que las personas nacen, esa opinión es mayor en Estados Unidos, pues llega a 47%.