Prevenir el cáncer de próstata es el mejor regalo para papá

Prevenir el cáncer de próstata es el mejor regalo para papá
Cerca de dos millones de hombres en EEUU son sobrevivientes del cáncer de próstata.
Foto: Shutterstock.

 

El Día del Padre es la ocasión en la cual, cada año, las familias se reúnen para honrar a sus progenitores. Sin embargo, para muchas de ellas, el Día del Padre es un triste recuerdo de aquellos seres queridos que dejaroneste mundo demasiado pronto a causa de una enfermedad que podría haberse evitado.

Dicha enfermedad no es otra que el cáncer de próstata, el cual es el segundo tipo de cáncer más frecuente entre los hombres. En este caso, y al igual que con la mayoría de las manifestaciones de esta patología, la detección temprana es la clave para la supervivencia. En la actualidad, más de dos millones de hombres en los Estados Unidos son sobrevivientes de cáncer de próstata, de acuerdo con cifras de la American Cancer Society.

¿Cuál es la causa que explica que tan solo uno de cada tres hombres mayores de cincuenta años acuda a su médico para realizarse una sencilla prueba de detección de cáncer de próstata que podría salvar su vida? La respuesta se halla en una combinación de factores: información errónea acerca de la enfermedad, de los grupos humanos con mayor riesgo de desarrollarla, de cómo se detecta y se trata, y, además, a causa de lo que los médicos llaman “miedo al dedo”.

La próstata y los síntomas del cáncer

La próstata es una glándula pequeña, en forma de nuez, que se encuentra debajo de la vejiga y delante del recto. Su función más importante es producir el líquido seminal que transporta los espermatozoides a través del sistema reproductor masculino. Los síntomas del cáncer de próstata incluyen micción frecuente, débil o interrupción en el flujo de orina, dolor al orinar o eyacular, sangre en la orina o el semen, así como también molestia en la espalda, la cadera o la pelvis.

Mientras que la presencia de uno o más de estos síntomas podría ser una señal de que las células cancerosas están presentes en la próstata, también pueden ser indicadores de otras enfermedades.En algunos casos, no hay síntomas obvios, razón por la cual la mayoría de los médicos instan a sus pacientes masculinos a someterse a un examen anual a partir de los cincuenta años.

¿Quién desarrolla el cáncer de próstata?

Los hombres con un padre, hermano o hijo que ha sido diagnosticado con cáncer de próstata son entre dos y tres veces más propensos a desarrollarlo ellos mismos. Si bien los afroamericanos no hispanos y los hombres de raza blanca no hispanos tienen el mayor riesgo de desarrollar cáncer de próstata, los estudios muestran que, de cada 100 000 hombres que desarrollan la enfermedad, aproximadamente 112 seránhispanos/latinos. Además, los hombres con un historial familiar de mujeres con cáncer de mama tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de próstata, mientras que las mujeres con antecedentes de familiares masculinos con cáncer de próstata tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de mama.

Las pruebas para detectar el cáncer de próstata

Hay dos maneras de hacerse pruebas de cáncer de próstata. La más común —y la más temidaentre los hombres—consiste en un examen rectal digital. Con esta prueba, el médico introduce brevemente un dedo enguantado en el recto del paciente y toma nota de los bultos o crecimientos anormales que puedan estar presentes.

Los médicos también pueden analizar la sangre del paciente para detectar la presencia del antígeno prostático específico —PSApor sus siglas en inglés— que puede ser elevada en los hombres con cáncer de próstata. Dado que este tipo de cáncer a menudo se desarrolla lentamente, los médicos pueden optar por “observar y esperar” durante un tiempo y posponer pruebas o intervenciones más invasivas, como una biopsia o una cirugía.

A menudo, la mejor opción es la realización de un chequeo anual, mantener una dieta sana y balanceada, así como evitar el exceso de proteínas en la dieta diaria.

Los avances en la detección y el tratamiento

Recientemente, los investigadores han desarrollado nuevas y mejores herramientas de detección e intervención.USC Norris Comprehensive Cancer Center ha logrado combinar tecnologías de ultrasonido y resonancia magnética de imágenes,lo que permite a los médicos mejorar la detección de los cánceres de próstata de alto riesgo, mientras que la robótica y las tecnologías de impresión 3-D han mejorado la precisión quirúrgica, a tal punto que una intervención se puede realizar como un procedimiento ambulatorio.

En última instancia, la prevención, el chequeo y la detección temprana siguen siendo las claves para reducir el número de muertes por cáncer de próstata. Ese puede ser, sin duda, el mejor regalo que un padre puede darle a su familia.

Para más información sobre el cáncer de la próstata visite: http://urology.keckmedicine.org/es/

Doctor René Sotelo.
Doctor René Sotelo.

El doctor René Sotelo es el autor del libro “No le tenga miedo al dedo”