CR7 y Portugal celebran con méritos, pero el fútbol de Europa deja una página gris

Fue el torneo de los equipos modestos, mientras los favoritos fueron fracasando uno a uno hasta la final
CR7 y Portugal celebran con méritos, pero el fútbol de Europa deja una página gris
Cristiano Ronaldo saluda a una multitud de aficionados frente al Palacio de Belém de Lisboa, en la celebración por el campeonato de la Eurocopa.
Foto: Getty Images

La selección de Portugal, campeona de la Eurocopa, fue aclamada en Lisboa por una multitud a la que Cristiano Ronaldo y sus colegas retribuyeron, primero, con efusivos saludos desde un autobús descapotable y, más tarde, en un acto en una plaza lisboeta.

Ronaldo, especialmente activo en las celebraciones, agradeció el cariño de la entregada hinchada: “Este Europeo es para todos vosotros, los que estáis en Portugal y los que estáis emigrados”, arengó desde el escenario montado en la Alameda Dom Henrique, en el este de la capital lusa.

El astro del Real Madrid gritó su famoso “¡siiuuhh!“, que él mismo popularizó cuando obtuvo su tercer Balón de Oro en el 2014, mientras que Éder, el héroe que marcó el tanto del triunfo sobre Francia en la final del domingo en París, bromeó con la afición y declaró el día como un día festivo.

La selección de Portugal, gracias a su capacidad para sobrevivir a las adversidades, se proclamó campeona de una Eurocopa gris, que apenas ofreció grandes partidos y que dejó una gran derrotada; la anfitriona Francia, que falló cuando lo tenía todo a favor y que no tuvo recursos en la final ni siquiera cuando Portugal se quedó sin Cristiano Ronaldo.

Portugal sí contó con Ronaldo en dos momentos clave: la clasificación a octavos y la semifinal, pero ni el juego del madridista ni el de la propia selección lusa quedará para el recuerdo. Pero la culpa del mediocre nivel exhibido en el torneo no fue de los modestos, sino de los grandes conjuntos nacionales. No fueron Albania, Islandia o Gales los que fallaron, sino equipos como España, Inglaterra o Bélgica.

Con esta Eurocopa, el fútbol europeo abre un paréntesis, un compás de espera sobre hacia dónde girará, porque hasta Alemania ha salido malherida del torneo.

Fallaron los grandes

Más que por resultados, porque una semifinal no es un fracaso, el campeón del mundo lo que no dejó es buenas sensaciones. Por más que se empeñe Joachim Löw, su equipo no mantiene las señas de identidad del Mundial. No le respondió como esperaba Mario Götze y, sobre todo, no encontró en ningún momento a Thomas Müller, un caso único que ha marcado 10 goles en 13 partidos de Mundiales y ha sido incapaz de anotar alguno en 12 de Eurocopas.

Con peor resultado, Italia regresó más contenta. Eran tan bajas sus expectativas que su primer puesto en el “grupo de la muerte” (Italia, Bélgica, Suecia e Irlanda) desató la euforia en el país. España e Inglaterra, que alimentaron grandes esperanzas, se fueron por la puerta de atrás. Aún buscan una explicación al desastre.

Fue el torneo de los modestos. Islandia conquistó el corazón de los seguidores de todo el mundo, tanto por su simpática afición como por el aire fresco que supuso su irrupción en un gran torneo, con su voluntad irreductible y su espíritu amateur. En otro estilo, también fue la Eurocopa de Gales. Un equipo que hace cinco años ocupaba el puesto 117 y alcanzó las semifinales, a lomos del magnífico juego de Aaron Ramsey y la eficacia de Gareth Bale.

Ronaldo, sin ser el hombre de un campeonato sin grandes nombres propios, completó finalmente su palmarés y, ahora, apunta de nuevo al Balón de Oro.

El Equipo Ideal

El francés Antoine Griezmann fue declarado como mejor jugador de la Eurocopa 2016. El delantero fue el máximo goleador con un total de seis tantos, tres más que Cristiano Ronaldo y el francés Olivier Giroud. Y el centrocampista portugués Renato Sanches, de 18 años, fue el mejor jugador joven

El Comité Técnico de la UEFA ofreció asimismo la lista de jugadores que forman el equipo ideal del torneo con cuatro portugueses:

Portero: Rui Patrício (POR)

Defensas: Jerome Boateng (ALE), Joshua Kimmich (ALE), Raphaël Guerreiro (POR), Pepe (POR)

Medios: Toni Kroos (ALE), Dmitri Payet (FRA), Joe Allen (GAL)

Delanteros: Antoine Griezmann (FRA), Aaron Ramsey (GAL), Cristiano Ronaldo (POR)