¿Es esta oferta para trabajar desde casa un fraude?

Cómo saber si se trata de un negocio legítimo o de una estafa
¿Es esta oferta para trabajar desde casa un fraude?
Los estafadores prometen enviarte una lista de posibles clientes, pero generalmente dichas listas tienen información errónea o desactualizada.
Foto: Archivo / FOTOS: FISCALIA DE BROOKLYN

Ya sea para complementar el sueldo, ahorrarse el pago de una niñera, o por falta de transportación para ir a trabajar, ganar dinero sin tener que salir de casa puede ser una propuesta tentadora. Desgraciadamente, muchas de las ofertas para trabajar desde el hogar terminan siendo estafas.

¿Cómo distinguir una propuesta de trabajo legítima  de un fraude?

Según información de la Comisión Federal de Comercio, existen señales de alerta que pueden evitar que termines pagando por productos que no necesitas, por certificados inservibles o que contraigas deudas en tu tarjeta de crédito.

Compartimos algunas de ellas:

Ponerle el sobre. Una de las estafas más comunes es la que promete al interesado ganar dinero sólo por ponerle sobres a cartas. Generalmente las víctimas deben enviar una pequeña suma de dinero para comenzar a trabajar, pero nunca reciben nada a cambio. La única manera de ganar dinero de ese modo es convenciendo a otros que te envíen dinero a ti, convirtiéndote así en otro estafador.

Una regla simple de recordar: si el trabajo es legítimo vas a recibir un pago por tus servicios. Nadie paga para poder trabajar.

Armado de artesanías. La premisa es armar joyas, artesanías u otros productos desde tu casa. Las víctimas deben pagar por los materiales, se pasan horas cosiendo, o armando artículos para vender y cuando llega el momento de cobrar, los estafadores argumentan que el trabajo no está bien hecho y no pueden pagar por él.

Recuerda que por ley, ningún empleador puede descontar parte del pago prometido argumentando que el trabajo no está suficientemente bien hecho.

Negocio de internet. Lo anuncian como un negocio que te permitirá ganar miles de dólares y para el cual no hace falta tener experiencia previa. ¿El secreto? Para poder comenzar debes pagarle a uno de sus expertos para que te asesore, debes tomar un curso para obtener una certificación, o debes comprar un libro que te enseña cómo hacerlo.

Facturación médica. ¿Por qué no comenzar con tu propio servicio de facturación médica desde la comodidad de tu hogar? Por aproximadamente $300 a $900 dólares los interesados reciben el software que necesitan para cobrar las deudas médicas y una lista de posibles clientes. El problema es que la mayoría de las veces, las listas tienen datos incorrectos y el software está desactualizado o no cumple los requisitos necesarios para realizar este tipo de trabajo

Lo que debes sabes es que la mayoría de las clínicas se encargan de cobrarles a sus propios clientes, o contratan empresas establecidas para que lo hagan.