Más medicamento y más estudios no siempre es lo mejor

Los médicos han identificado actualmente 450 pruebas y tratamientos que debes considerar muy bien antes de someterte a ellos
Más medicamento y más estudios no siempre es lo mejor
Foto: Shutterstock

Eric Barbanel, M.D., un médico de Middletown, New York, actualmente dedica el mismo tiempo para explicar a sus pacientes la razón por la cual no necesitan medicamentos, que el que dedica para hacerles recetas. “Algunas veces me piden un antibiótico antes de siquiera decirme hola“, dice. Pero Barbanel tiene un mensaje para ellos: Más medicina no siempre es el mejor tratamiento médico.

Para respaldar esto, él señala varios folletos de Consumer Reports pegados en la pared de la sala de exámenes: si te acabas de lesionar la espalda baja, es probable que no necesites una resonancia magnética (MRI). Si estás aquí para un examen físico de rutina, no tiene mucho sentido un electrocardiograma (EKG). ¿Y los antibióticos? Son inútiles para tratar un resfriado.

“Cuando les hablo de eso, mis pacientes lo entienden. El 95% de las veces podemos llegar a una conclusión significativa”, dice Barbanel.

Barbanel está decidido a que sus pacientes y sus familias entiendan que muchos de los tipos de atención a los que están acostumbrados a recibir, incluyendo la atención médica que él mismo solía brindar, resulta ser innecesaria. Muchos médicos todavía ofrecen, y muchos pacientes la esperan, una atención improductiva que puede ser motivada por la costumbre, la publicidad, una capacitación anticuada, o incentivos financieros, él dice.

¨Cómo elegir sabiamente¨ (Choosing Wisely) celebra su cuarto aniversario

Barbanel acredita el cambio en su enfoque a una campaña nacional de educación, Cómo elegir sabiamente. La campaña, lanzada por la Fundación ABIM, cumplió 4 años este mes. “Como resultado, creo que mi atención médica ha mejorado y mis pacientes están más contentos“, dice.

Consumer Reports colabora en la campaña Cómo elegir sabiamente, que es una iniciativa para que los pacientes y sus proveedores lo piensen dos veces, y hablen acerca de las pruebas, los medicamentos y los tratamientos que no son realmente necesarios.

¿Qué tan extensa es la atención médica innecesaria? De acuerdo a varias estimaciones, alrededor del 30% de los gastos de salud en Estados Unidos.

En el corazón de Cómo elegir sabiamente están más de 70 sociedades nacionales de especialidades médicas. Cada una de ellas ha señalado al menos 5 cosas comunes que les piden a sus colegas que reconsideren antes de brindarlas a los pacientes, porque la evidencia simplemente no las respalda.

450 cosas que cuestionar

De 45 recomendaciones, cuando inició la campaña en abril de 2012, la lista ha crecido a más de 450 artículos que los proveedores y los pacientes deben cuestionarse, incluyendo:

  • Tratamientos no efectivos como los antibióticos para los virus de resfriados e influenza.
  • Pruebas de imágenes que no tienen ninguna influencia en el resultado, como una MRI para casos recientes de dolor de la espalda baja, o radiografías de tórax antes de operaciones de rutina.
  • Procedimientos que conllevan más riesgos que beneficios, como la inducción del parto prematuro por conveniencia.
  • Viejos hábitos difíciles de erradicar, como exámenes físicos anuales a personas saludables o toma diaria de muestras de sangre a pacientes hospitalizados.

También está creciendo la influencia de esta campaña sobre la atención médica en todo el país y en el mundo entero. Los pacientes pueden encontrarse en una conversación influenciados por Cómo elegir sabiamente en Atlanta, en San Francisco, en Annapolis, o en muchas otras comunidades médicas que han adoptado la campaña.

La Fundación Robert Wood Johnson ha apoyado más de 2 docenas de proyectos locales para poner en práctica los valores de Cómo elegir sabiamente. Actualmente se han puesto en marcha campañas similares en una docena de países.

Folletos, carteles y tarjetas gratuitas

La contribución de Consumer Reports a la campaña incluye más de 250 folletos, carteles, volantes publicitarios y tarjetas de bolsillo, que no tienen costo para los consumidores y para las organizaciones con ideas afines que deseen distribuirlas a sus clientes, socios, empleados o al público.

Actualmente, los empleadores grandes, los hospitales, las agencias gubernamentales y los consumidores ven esos materiales miles de veces a la semana en línea. Entre los más populares están las advertencias acerca de los tratamientos para el dolor de espalda, la conjuntivitis y la sinusitis.

Independientemente de los problemas médicos que estés enfrentando, Consumer Reports recomienda que tú y tu familia ayuden a promover estos argumentos entre médicos y pacientes. Al principio se puede sentir como un desafío, pero luego se vuelve una costumbre el hacer estas 5 preguntas importantes cada vez que un proveedor de atención médica te ofrezca algo nuevo:

  • ¿Realmente necesito esta prueba o este procedimiento?
  • ¿Cuáles son los riesgos y los efectos secundarios?
  • ¿Hay opciones más simples y más seguras?
  • ¿Qué pasa si no hago nada?
  • ¿Cuál es el costo?

Para recordar estas preguntas, esta es una tarjeta que puedes imprimir y guardar al lado de tu tarjeta del seguro.

 – David Ansley