Tras un mal desempeño, pareja mexicana crea polémica con su último clavado

La dupla conformada por Rommel Pacheco y Jahir Ocampo argumentó de la mano de su entrenadora, la china Ma Jin, que 'una luz' los distrajo
Tras un mal desempeño, pareja mexicana crea polémica con su último clavado
Los mexicanos Rommel Pacheco y Jahir Ocampo exigiendo a los jueces la repetición de su último salto en la final de trampolín 3m sincronizado.
Foto: Getty Images

La dupla mexicana conformada por Rommel Pacheco y Jahir Ocampo llegó a Río 2016 con muy buenas expectativas de medalla en la final de la competencia de tres metros sincronizado, sin embargo, como está pasando con todas las esperanzas de metales en la delegación tricolor, algo pasó y no pudieron sobreponerse a sus primeros saltos que dejaron escapar poco a poco a sus competidores, los ingleses, chinos y estadounidenses.

Llegó el sexto y último salto, ya sin esperanzas de medalla. Los mexicanos tiraron  para una calificación de 74.52, pero apenas al salir del agua, Ocampo -quien estuvo muy errático en toda la serie, a diferencia de Pacheco- reclamó que una luz o algún flash los había distraído durante la ejecución y pidió la repetición del intento a los jueces, quienes la otorgaron.

No obstante y ya con los clavadistas en el trampolín, se canceló la repetición por orden expresa de la FINA.

La pareja terminó en un decepcionante quinto lugar y con el peso de -a decir de muchos- haber intentado una ‘marrullería’ inútil y totalmente innecesaria que incluso respaldó su entrenadora, la china Ma Jin, quien ya terminada y sentenciada la competencia seguía discutiendo con los jueces.