Yankees son blanqueados por Angels

La derrota pone a Nueva York a seis y medio juegos de distancia de los Azulejos

Yankees son blanqueados por Angels
Jhoulys Chacin fue quien se acreditó el triunfo ante Yankees.
Foto: Jayne Kamin-Oncea / Getty Images

Jacoby Ellbury evitó que Albert Pujols rebasara a Mark McGwire como el décimo mejor jonronero en la historia de las Grandes Ligas, pero no pudo evitar que los Angels vencieran 2-0 a los Yankees de Nueva York.

En el quinto inning del partido celebrado el domingo en el estadio de Anaheim, Pujols disparó un batazo con etiqueta de cuadrangular, pero el jardinero central del equipo neoyorquino se pegó a la barda y con un gran salto logró atrapar la pelota.

De haber logrado el palo de vuelta entera, Pujols hubiera llegado a 584 cuadrangulares en su carrera, para de esa manera romper el empate que tiene con McGwire en la lista de los mejores cañoneros en la historia de las Grandes Ligas.

Andrelton Simmons fue quien impulsó las dos anotaciones de los Angels, que pisaron la registradora en el primer y el octavo episodio del partido.

Chad Green fue el lanzador abridor de los Yankees que cargó con la derrota, a pesar de haber tenido un buen desempeño en el montículo.

En seis entradas completas de labor, Green permitió cinco imparables y una carrera limpia, además de haber ponchado a cinco enemigos y haber regalado una base por bolas.

La ofensiva de Nueva York se vio limitada a seis hits por los cuatro lanzadores que ayer trabajaron para el equipo de Anaheim.

Poder latino

El abridor venezolano Jhoulys Chacin fue el serpentinero que se acreditó el triunfo, al lanzar cinco entradas y un tercio para los Angels y fue apoyado por su compatriota Deolis Guerra, por el nicaraguense Juan Carlos Ramírez y por el cerrador mexicano Fernando Salas.

La derrota dejó a los Yankees con marca de 63-60, para de esa manera ponerse a seis juegos y medio de distancia del líder de su división, Azulejos de Toronto.

Hoy, los Yankees iniciarán una serie de tres juegos en Seattle y será hasta el viernes que regresen a su casa para recibir a los Orioles de Baltimore.