Propone ‘Paseo de las Estrellas del Deporte’ en Los Angeles

Pepe Crow tiene un proyecto para que el pasaje histórico sea colocado a las afueras del nuevo estadio de los Rams

Propone ‘Paseo de las Estrellas del Deporte’ en Los Angeles
El ecuatoriano Pepe Crow muestra un libro que acumula años de trabajo en busca de crear el Paseo de las Estrellas del Deporte en LA.
Foto: ABRAHAM NUDELSTEJER

En su vida ha logrado todos sus sueños, pero le falta uno muy importante de cumplir.

A los siete años de edad, ya cantaba al lado de Dámaso Pérez Prado y viajaba por todo el continente americano haciendo presentaciones en los teatros de boga.

Los presidentes de las naciones que visitaba le abrían las puertas de sus residencias oficiales para que expusiera el esplendor de su virtuosismo y talento a la hora de tocar la guitarra.

De niño prodigio de la música pasó a ser un joven artista que trabajó en México junto a leyendas del cine como Pedro Infante y Germán Valdés “Tin Tan”.

“Siempre he sido un soñador”, dijo Pepe Crow, un residente de la ciudad de Los Ángeles que hace 76 años nació en Ecuador.

El deporte también fue parte importante en la vida de este hombre, quien debió abandonar sus pretensiones de convertirse en profesional del fútbol cuando en un partido recibió una patada que le rompió el lagrimal del ojo derecho.

“Ahí se terminó mi carrera de futbolista, pero no mi amor por el deporte”, comentó.

Hombre visionario

Cuando llegó a vivir a Los Ángeles, en 1966, Crow comenzó a cultivar la idea de crear un pasaje peatonal para desplegar estrellas con los nombres de los atletas más importantes de nuestros tiempos.

“Siempre he querido hacer algo como lo que hay en Hollywood donde se encuentra el paseo de las estrellas de los artistas”, explicó.

“Los Ángeles es una ciudad donde el deporte es parte muy importante de su historia, y qué mejor que sea aquí donde surja el primer Paseo de las Estrellas del Deporte”, apuntó.

El proyecto de Crow estuvo muy cerca de concretarse en 1994 cuando los miembros del cabildo de la ciudad y el alcalde de Los Ángeles, Richard Riordan, consideraron su idea para que fuera parte de lo que iba a ser la remodelación de Exposition Park.

“El Paseo de las Estrellas del Deporte iba a quedar justo en medio del Memorial Coliseum y el Sports Arena, ya todo estaba aprobado”, recordó Crow con nostalgia.

Cuando parecía que el deseo de Crow se cristalizaría, un golpe de la naturaleza y dos muestras de la avaricia humana vinieron a terminarlo todo.

El terremoto de Northridge y la huída al mismo tiempo de los equipos de la NFL, Raiders y Rams, hicieron que el cabildo de la  ciudad cancelara el plan de revitalización en Exposition Park.

“Los Raiders jugaban en el Coliseo, la ciudad ya había gastado millones de dólares arreglando el estadio para que los Raiders firmaran un contrato de arrendamiento de 10 años, pero al dueño del equipo, Al Davis, no le importó y terminó por irse de regreso a Oakland”, explicó Crow.

En esa época, el ecuatoriano sostenía una amistad muy estrecha  con el propietario de los Rams, Carroll Rosenbloom, pero cinco años después de su muerte, su esposa, Georgia Frontiere, decidió llevarse al equipo a San Luis.

“La salida de los Rams fue el golpe que terminó por echar abajo mis planes”, dijo Crow.

A pesar de los obstáculos, Crow nunca desfalleció en su idea de crear un pasaje en honor de los grandes atletas universales.

Fue así que Crow comenzó a enviar cartas a diversos líderes del deporte mundial en busca de su apoyo para construir el Paseo de las Estrellas del Deporte

Mandé tres mil cartas y recibí repuesta de 300 de las personas a las que les escribí, no estuvo nada mal”, aseguró Crow mientras mostraba dos grandes libretas en donde guarda las respuestas acumuladas.

En esas carpetas se encuentran misivas firmadas por Pelé, Joao Havelange, Alfredo Di Stéfano, Joseph Blatter, entre muchos otros, quienes comendaban el esfuerzo del ecuatoriano por construir un pasaje conmemorativo dedicado al deporte.

Crow nunca dejó de pensar en su proyecto, y cuando los Rams  anunciaron en enero de este año que regresaban a Los Ángeles después de 22 años de ausencia, la ilusión de un sueño truncado regresó a su corazón.

Ahora, Crow busca el apoyo del propietario de los Rams, Stan Kroenke, para instalar el Paseo de las Estrellas del Deporte a las afueras del estadio del equipo que en tres años será inaugurado en la ciudad de Inglewood.

“Que mejor lugar para tener algo que no existe en ningún país del mundo. Los Ángeles es la ciudad de las estrellas y merece tener un Paseo de las Estrellas del Deporte”, apuntó Crow, quien tiene confianza en algún día ver su proyecto hecho realidad.

“El tiempo pasa y uno no se hace más joven, pero yo nunca dejaré de soñar”, dijo.