El hombre que eludió a la policía por 16 años

El sospechoso asumió una identidad falsa tras cometer un asesinato en el año 2000
Sigue a La Opinión en Facebook
El hombre que eludió a la policía por 16 años
La policía buscaba a Samuel Calvario desde hace 16 años por su implicación en un asesinato.
Foto: Cortesía / Los Angeles Police Department/Bridgeport Police Department

Uno de los criminales más buscados por la Policía de Los Ángeles (LAPD) ha sido arrestado en Bridgeport, Connecticut, tras haber estado fugado durante 16 años de la justicia.

Samuel Calvario, de 46 años, ha estado viviendo bajo el nombre falso de Félix Gonzales-Morales desde que en noviembre del año 2000 cometiera un asesinato y la policía empezara a buscarlo bajo cargos de homicidio, secuestro y ataque con un arma letal.

El crimen tuvo lugar el 9 de noviembre hacia las 9 p.m. Calvario estaba discutiendo con su novia dentro de una furgoneta blanca y un hombre de 31 años, Daniel Félix, intervino en la disputa. Calvario se enfureció, sacó un arma y disparó fatalmente a Félix.

En relación con el caso, la policía había detenido previamente a un hombre, Guillermo Torres, a quien una mujer identificó erróneamente como Calvario. Una prueba de ADN demostró que no se trataba del fugitivo que buscaban.

Tras años intentando encontrarlo, el LAPD recibió una pista de que podría encontrarse en Bridgeport. Las autoridades federales pudieron rastrear y localizar a Calvario a través de una denuncia por un coche robado que él mismo había presentado ante la policía de Bridgeport bajo su alias.

El fugitivo fue hallado en una casa de huéspedes en el 113 de Poplar Street y arrestado sin oponer resistencia por agentes de los cuerpos policiacos de Los Ángeles, Hartford y Bridgeport y de la U.S. Marshal Violent Crime Fugitive Task Force.

Los agentes consiguieron una orden para tomarle muestras de ADN y otra de registro que les permitió encontrar en su residencia documentos que acreditaban su verdadera identidad.

Se encuentra retenido en Connecticut bajo una fianza de $1 millón por huir de la justicia y se enfrenta a una audiencia por la que podría ser extraditado a California y juzgado por cargos de asesinato.