Imparable violencia en Veracruz; hallan otros seis cadáveres

Imparable violencia en Veracruz; hallan otros seis cadáveres
Se incrementan los homicidios en Veracruz.
Foto: EFE

Veracruz, México – Los cadáveres de seis personas aparecieron en el interior de una camioneta en el oriental estado mexicano de Veracruz, que en días recientes ha sufrido una oleada de violencia relacionada con la pugna entre cárteles de la droga.

De acuerdo con fuentes policiacas, el hallazgo ocurrió la tarde del lunes en la carretera estatal Ciudad Isla-Santiago Tuxtla, a la altura de la comunidad de Tesoro, en la zona sur de Veracruz.

Los cadáveres fueron abandonados en el interior de una camioneta con placas del estado de Tabasco, limítrofe con Veracruz.

Agentes del área pericial de la Fiscalía General del Estado en coordinación con integrantes de la Policía realizaron las diligencias de levantamiento de los cuerpos.

La Fiscalía estatal anunció que ha abierto una investigación y reveló que en el vehículo se encontró una tarjeta de circulación expedida por las autoridades de Tabasco, así como una credencial de elector con domicilio en Huimanguillo, en ese estado.

En los últimos dos días, los cuerpos desmembrados de cinco personas aparecieron en el municipio de Camarón de Tejeda. Cinco cadáveres más fueron hallados en el Valle del Uxpanapa y otros dos en el municipio de Emiliano Zapata, además de una cabeza humana en Poza Rica.

Asimismo, un ataque armado a un bar en Gutiérrez Zamora dejó tres muertos.

Desde 2011, Veracruz sufre una oleada de violencia debido a la lucha por el control territorial entre de los cárteles de los Zetas y Jalisco Nueva Generación, a los cuales se unió el cártel de Sinaloa, que llegó en semanas recientes antes del cambio de Gobierno estatal.

El 1 de diciembre próximo asumirá como nuevo gobernador de Veracruz Miguel Ángel Yunes Linares, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), quien ganó en los comicios de junio gracias a una alianza con el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) que permitió derrotar al Partido Revolucionario Institucional (PRI), que ha gobernado el estado en los últimos 87 años.