La “traición” de Obama a un poderoso aliado de Medio Oriente

La abstención de EEUU en resolución de la ONU contra Israel afectó las relaciones diplomáticas de ambos países
Sigue a La Opinión en Facebook
La “traición” de Obama a un poderoso aliado de Medio Oriente

Previo a la Nochebuena y a la Navidad, la resolución 2334 aprobada en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre Israel provocó una pausa en  las relaciones entre ese poderoso aliado y los Estados Unidos.

La resolución pide a Israel a desocupar terrenos en Cisjordania, incluida Jerusalén, así como evitar expansiones en esa zona, a fin de obligar a los israelíes a sentarse a negociar un acuerdo de paz.

De inmediato, el presidente Benjamín Netanyahu calificó de “despreciable” dicho acuerdo y suspendió las relaciones de su país con Gran Bretaña, Francia, Rusia, China, Japón, Ucrania, Angola, Egipto, Uruguay, España, Senegal y Nueva Zelandia, que votaron en contra.

Con Estados Unidos no suspende relaciones, pero las mantiene en pausa hasta la administración del presidente electo Donald Trump, quien le pidió al presidente Barack Obama votar en contra.

Aunque EEUU no votó en contra, se abstuvo, lo que representa también un mensaje negativo hacia uno de sus principales aliados a nivel mundial, según analistas y diversos medios, incluidos El País, CNN, Fox News y The New York Post.

Netanyahu consideró que el gobierno de Obama actuó incorrectamente.

“Durante décadas, las administraciones estadounidenses y los gobiernos israelíes han estado en desacuerdo sobre los asentamientos, pero acordamos que el Consejo de Seguridad no era el lugar para resolver este asunto“, dijo Netanyahu.

Todo comenzó la noche del miércoles 21 de diciembre, cuando Egipto distribuyó el proyecto que se mantuvo en discusión y negociaciones hasta el viernes, cuando fue aprobado.

Esta resolución es importante, porque con ella los palestinos podrían acudir a la Corte Penal Internacional  para luchar contra acciones israelíes en sus territorios.

En 2011, el gobierno de Obama vetó una resolución similar.

Las relaciones entre Israel y EEUU, documenta la Secretaría de Estado, comenzaron en 1949, un año después de que el gobierno estadounidense reconociera a aquella nación como independiente.