Las familias necesitan más asesoría para escoger escuela, dice un informe

La organización Parent Revolution afirma que el proceso de matriculación en los diferentes centros educativos del LAUSD es demasiado complejo

Los plazos y los procesos de solicitud de plaza de las diferentes escuelas del distrito varían mucho, lo cual dificulta que las familias elijan, según el informe.
Los plazos y los procesos de solicitud de plaza de las diferentes escuelas del distrito varían mucho, lo cual dificulta que las familias elijan, según el informe.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Un reporte elaborado por la asociación Parent Revolution afirma que el proceso de escoger a qué escuela enviar a sus hijos dentro del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD, por sus siglas en inglés) resulta demasiado complicado, especialmente para las familias de bajos recursos.

El grupo, financiado por medios privados, ayuda a los familias a elegir a dónde enviar a sus hijos dentro del programa Choice4LA.

Después de su primer año de trabajo con 515 estudiantes de sur Los Ángeles que solicitaron la entrada en alguna escuela con ayuda de la asociación, Parent Revolution afirma que el acceso a los programas de mejor calidad es demasiado complejo, “con más de 200 procesos de solicitud y fechas límite diferentes”, según recoge el reporte.

El informe recoge tanto las escuelas públicas como las chárter, cada una de las cuales tiene sus propios plazos y procesos de solicitud de plaza. Esta situación, sostiene, favorece a las familias que tienen más tiempo, educación y recursos.

El informe incluye recomendaciones para el LAUSD tales como alinear los procesos de solicitud de plaza de todas las escuelas, compartir datos comparativos sobre la cualidad educativa de cada una de ellas e informar a las familias sobre sus posibilidades de elegir cuando los estudiantes pasan de la educación elemantal a la secundaria.

Portavoces del LAUSD han anunciado que para el próximo otoño esperan reunir en un mismo portal todos sus programas y reducir el número de plazos de solicitud separados, aunque las escuelas chárter del distrito, que se gestionan de manera independiente, no estarán incluidas en ese esfuerzo.

Parent Revolution declara estar dedicada a permitir el acceso a una educación de calidad para todos los estudiantes, trabajando a favor de las familias de menos recursos, pero el grupo no está exento de polémica. Su estrategia pasa por aplicar el conocido como “parent trigger”, una medida legal por la que los padres de estudiantes pueden solicitar cambios en las escuelas de bajo rendimiento para, entre otras cosas, transformarlas en chárter.

La crítica hacia el sesgo que la organización tiene en favor de las escuelas chárter también se sustenta en el hecho de que esté patrocinada por la compañía chárter Green Dot.