Pasadena aprueba medidas proinmigrantes, pero no se declara ‘santuario’

Se aprobaron medidas en defensa de inmigrantes, y aseguran que la policía no colaborará con ICE
Pasadena aprueba medidas proinmigrantes, pero no se declara ‘santuario’
Algunos están de acuerdo con la medida, pero otros temen que no sea suficiente para defender a indocumentados.
Foto: Captura de pantalla / KTLA

El Concejo Municipal de Pasadena aprobó una resolución el lunes que permite a la ciudad fortalecer su protección a inmigrantes.

Durante su reunión en el ayuntamiento, los miembros del concilio votaron de manera unánime por la resolución. Sin embargo, la medida aprobada no utilizó el término ciudad “santuario”.

La medida enumera los pasos que los empleados de la ciudad tomarán para proteger a los inmigrantes, incluyendo la protección de la información sobre el estatus migratorio de una persona y no pedirle al departamento de policía que haga cumplir las leyes federales de inmigración.

La Policía de Pasadena reafirmó su antigua política de no hacer cumplir la ley de inmigración y sólo involucrarse con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) si se trata de asuntos de seguridad nacional.

La medida se produjo a raíz de las medidas estrictas antiinmigrantes que el gobierno del presidente Donald Trump aplica contra indocumentados. A su vez, el fiscal general, Jeff Sessions, declaró el lunes que las ciudades “santuario” perderían fondos si es que éstas no se deslindaban de sus prácticas en defensa de inmigrantes.

“Insto encarecidamente a los estados, ciudades y condados de nuestra nación a considerar cuidadosamente el daño que están haciendo a sus ciudadanos al negarse a hacer cumplir nuestras leyes de inmigración y repensar estas políticas”, dijo.

Tal vez este detalle haya obligado al concejo a no declararse como tal, una cuestión por la que protestaron varios activistas y pidieron que la ciudad promulgara fuertes protecciones para los inmigrantes.

Pero mucha gente dijo que hacer cumplir las leyes de inmigración es el trabajo del gobierno federal, no de la ciudad o del condado.