Santa Mónica lanza proyecto contra sismos más amplio del país

La ciudad busca limitar la pérdida de vidas en caso de un terremoto

Santa Mónica lanza proyecto contra sismos más amplio del país
Foto: Mey Lyn Mitteenn / La Opinión

En pos de limitar la pérdida de vidas en caso de un terremoto, el ayuntamiento de la ciudad de Santa Mónica ha aprobado un proyecto para reestructurar y mejorar la seguridad de hasta 2,000 edificios.

Tras una aprobación unánime de la ordenanza el martes, los propietarios de inmuebles sospechados de ser vulnerables comenzarán a recibir avisos con orden de llevar a cabo evaluaciones estructurales a partir de mayo. Todo edificio con infraestructura deficiente tendrá que ser fortalecido.

Este proyecto de retroadaptación es el más amplio del país, e incluye edificios comerciales y viviendas multifamiliares. Las viviendas unifamiliares quedan excluidas.

Conforme al plan del ayuntamiento, aproximadamente 200 edificios de ladrillo tendrán que ser retroadaptados dentro de dos años. Los inmuebles construidos con paneles de hormigón, típicos entre almacenes, tendrán tres años para ser reforzados.

Por lo general, se considera que los edificios de acero son los más seguros. Sin embargo, durante el terremoto devastador de Northridge en 1994, 25 de ellos sufrieron graves daños. Si un sismo llegará a suceder en Los Ángeles durante las horas laborales, miles de personas podrían estar adentro.

En el 2015, la ciudad de Los Ángeles aprobó su propia ordenanza de retroadapatación. No obstante, la ley de Santa Mónica va más allá de eso para incluir edificios de acero. Incluso, la ciudad de Santa Mónica es la primera en dar a conocer los domicilios de inmuebles potencialmente inseguros al público.


NOTAS RELACIONADAS