Duarte pudo ser expulsado de inmediato, como se hizo con “El Chapo” en 1993

Asi lo manifestó el excanciller guatemalteco Gabriel Orellana Rojas

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Duarte pudo ser expulsado de inmediato, como se hizo con “El Chapo” en 1993
El exgobernador de Veracruz, Javier Duarte fue detenido en un hotel en Panajachel, Sololá.
Foto: Twitter @PNCdeGuatemala

Javier Duarte de Ochoa pudo haber sido expulsado de Guatemala a México de inmediato debido a su irregular situación migratoria, en vez de ser sometido al proceso de extradición, apuntó el ex Ministro de Relaciones Exteriores de ese país, Gabriel Orellana Rojas.

“Me temo que hubo un interés, no lo descarto, de parte de las autoridades mexicanas, de que la captura se hiciera con base a la orden internacional [de PGR] y toda la parafernalia que rodea estos casos. Hemos visto que hay una carga política muy grande, y un interés de algunos sectores de tomar [a Duarte] esto como un trofeo de cacería”, dijo Orellana Rojas.

Duarte espera en un destacamento militar la primera audiencia sobre su proceso de extradición que será mañana. Un proceso que inició por petición de la Procuraduría General de la República (PGR) el 15 de abril. El ex mandatario era buscado por la Interpol en 190 países.

Este proceso ha brindado al ex Gobernador de Veracruz la posibilidad de retrasar su proceso de extradición hasta un año si así lo desea mediante los recursos de amparo guatemaltecos.

Un caso de expulsión exprés sucedió con la captura de Joaquín “El Chapo” Guzmán en ese país en el año 1993. La misma noche del anuncio de la captura el entonces Procurador Jorge Carpizo McGregor anunció que Guzmán había sido devuelto a México.

“El Chapo” calculó mal y el Ejército de Guatemala lo capturó. Un operativo en el que participó Otto Pérez Molina, ex Presidente de Guatemala, quien hoy aguarda prisión mientras es juzgado por un caso de corrupción.

Esa fue la primera vez que se supo cómo era el Chapo físicamente. Un caso reciente fue el de Edward Lee Leblanc, alias “el gringo loco”, quien buscado para afrontar cargos de asesinato fue detenido en octubre del año pasado en Guatemala y al día siguiente deportado a Estados Unidos por estar ilegalmente en el primer país.

Por su parte, el domingo las autoridades de la PGR señalaron que Duarte entró de forma ilegal a Guatemala. Un hecho que pudo traducirse en una devolución exprés.

“Legalmente es posible expulsarlo. Es el Ministerio de Gobernación el encargado de tomar las decisiones en ese sentido”, dijo Jorge Mario García Laguardia, uno de los primeros Procuradores de Derechos Humanos en Guatemala.

Los indicios apuntan que Duarte estuvo en Guatemala desde noviembre, y hoy la Fiscal General de Guatemala Thelma Aldana Hernández apuntó a la agencia de noticias internacional AP que se investigarán la posible existencia de una red de personas y propiedades en Guatemala relacionadas al ex Gobernador.

Duarte se hospedó en el hotel Riviera de Atitlán, un recinto que da frente al turístico lago de Atitlán en el municipio de Panajachel, Sololá.

El priista habría dado documentos falsos para alojarse, según la PGR 72 horas antes, puesto que el hotel exige identificaciones a sus huéspedes.

“Él definitivamente era una persona que no tenía sus papeles en regla para entrar a Guatemala, los informes que dio migración no lo tienen. No descarto la posibilidad de que el Gobernador haya sido muy dadivoso con algunas personas y con las personas adecuadas en Guatemala”, dijo el ex Canciller Orellana.
Portar documentos apócrifos en Guatemala es un delito por el que se le pueden perseguir a los más cercanos al político veracruzano, si se les llegase a confirmar su portación, dijo Orellana.

Siete familiares de Duarte fueron hallados en la habitación 505 del mencionado hotel, entre ellos su esposa Karime Macías Tubilla.

Una persona fue detenida en noviembre con pasaportes falsos con la foto de Macías y de Duarte. Sus nombres alternos pretendían ser Gabriela Ponce Arriaga y Alex Huerta del Valle. Los documentos sirvieron de indicio para dar con Duarte.

El internacionalista guatemalteco Roberto Wagner señaló que su ingreso irregular al país representarían una salida legal para que el ex Gobernador en un momento dado buscase regresar a México.

“No es una deportación. La figura es regresarlo a lo que fue el último puerto de salida”, apuntaló.

¿Qué tanto podría tardar Duarte? Si bien tiene hasta un año, Wagner supone que será de forma rápida por la presión mediática que hay sobre el caso.

“Si hubiese sido una figura no tan mediática, alguien por temas de crimen organizado, narcotráfico, de grupos más particulares, entonces sí se presentan factores más complicados”, dijo el profesor.

Información sobre el manejo que han dado las autoridades mexicanas al caso ha salido a flote. La Fiscal Thelma Aldana Hernández ha dicho que Duarte no pudo ser detenido antes porque no existía una solicitud expresa de la PGR.

Te recomendamos