Nueva medida de Trump contra “Obamacare” afronta la amenaza de cierre de gobierno

Pero la nueva propuesta aún no tiene suficientes votos en el Congreso
Sigue a La Opinión en Facebook
Nueva medida de Trump contra “Obamacare” afronta la amenaza de cierre de gobierno
¿El Obamacare logrará ser anulado por la administración de Trump?
Foto: Justin Sullivan/Getty Images

WASHINGTON.- El presidente Donald Trump quiere presentar la anulación de “Obamacare” como uno de sus logros en los primeros 100 días en el poder, pero la nueva propuesta aún no tiene suficientes votos en el Congreso, donde la oposición amenazó este jueves con un cierre del gobierno.

La Casa Blanca había logrado que los miembros del grupo legislativo ultraconservador, “Freedom Caucus”, apoyasen la nueva versión de una medida para anular “Obamacare”, que el mes pasado quedó sepultada en medio de pugnas partidistas.

Ahora, la bancada demócrata de la Cámara de Representantes ha amenazado con bloquear fondos para evitar un cierre parcial del gobierno, si los republicanos insisten en someter a voto esta semana la nueva legislación contra “Obamacare”.

El gobierno federal agotará sus fondos mañana pasada la medianoche, y por el momento los legisladores han acordado aprobar fondos por una semana, y retomar el debate de una ley de gastos a más largo plazo el próximo 5 de mayo.

Los demócratas ya habían logrado que Trump y sus aliados republicanos desistieran de incluir en la ley de gastos del gobierno fondos para el muro fronterizo.

La nueva amenaza demócrata es seria, porque los republicanos necesitarán votos de la minoría para aprobar la financiación de las operaciones de la burocracia federal.

El legislador demócrata por Maryland y “número dos” de la minoría en la Cámara Baja, Steny Hoyer, dijo al diario legislativo “The Hil” que si los republicanos insisten en votar la nueva medida contra “Obamacare” mañana o el sábado, su partido bloqueará la ley de gastos.

“Los republicanos siguen luchando por conseguir los votos para aprobar un proyecto de ley que eliminará la cobertura médica para 24 millones de estadounidenses, permitirá la discriminación de quienes tengan condiciones pre-existentes, e impondrá un impuesto por edad para los adultos mayores”, se quejó Hoyer.

La bancada demócrata acusa a los republicanos de querer apresurar el voto de una medida que, a su juicio, “costará más y cubrirá menos”, y desestabilizará el sistema de salud. Por ello, los demócratas exigen que el Congreso dé suficiente tiempo a los legisladores y a la opinión pública para entender el contenido de la controvertida legislación.

La nueva versión, más conservadora y más del gusto del “Freedom Caucus”,  permite que los gobiernos estatales obtengan exenciones para que las aseguradoras no tengan que cubrir servicios de emergencia, cuidado prenatal, o servicios de salud mental y prevención de drogadicción.

También permite que las aseguradoras cobren más dependiendo del estado de salud de los pacientes, si el estado cuenta con algún programa que contribuya a costear la cobertura médica.

El problema es que tampoco la nueva versión tiene suficientes votos para su aprobación definitiva, que algunos republicanos querían realizar mañana mismo.

La medida pone a muchos republicanos ante la disyuntiva de rechazarla, y arriesgar una furibunda respuesta de la Administración por bloquear la agenda de Trump, o aprobarla, y enfrentar la furia de los votantes en los comicios de 2018.

En su acostumbrada rueda de prensa semanal, el presidente de la Cámara Baja, el republicano, Paul Ryan, aseguró hoy que una enmienda presentada ayer al “Acta de Cuidado de Salud Estadounidense” (AHCA, por su sigla en inglés), da a los estados más flexibilidad y herramientas para reducir las primas e incrementar las opciones”.

Según Ryan, la nueva versión no solo conserva las protecciones para personas con condiciones médicas pre-existentes” sino que añade otras.

“No hemos tomado una decisión aún sobre un voto (de la medida). Pero esto es más progreso, continuaremos ese progreso y nuestra labor para anular y reemplazar Obamacare”, prometió Ryan.

Una tormenta en Twitter

Trump prometió firmar la anulación de “Obamacare” en sus primeros 100 días en el poder, hito que cumplirá el próximo sábado sin haberla logrado.

Como ya es costumbre, Trump recurrió Twitter para atacar a los demócratas por bloquear su agenda. En una serie de seis mensajes, Trump acusó a los demócratas de forzar un cierre del gobierno, en vez de apoyar sus propuestas para apoyar a los mineros, fortalecer a las Fuerzas Armadas y resguardar la seguridad fronteriza.

En uno de los seis mensajes, Trump se quejó de que los demócratas antes “apoyaban la seguridad fronteriza, ahora quieren que los ilegales fluyan por nuestras fronteras”.

Un contrato incumplido

En el marco de su “contrato con los votantes”, Trump presentó un “plan de acción de 100 días” centrado en el combate a la corrupción, la protección de los trabajadores, y el reforzamiento de la seguridad nacional.

Ese plan incluía una reforma tributaria, una multimillonaria inversión en la infraestructura, el recrudecimiento del combate a la inmigración ilegal, y “vaciar el pantano” de la corrupción en Washington.

También prometió anular regulaciones que, a su juicio, impiden la creación de empleos y el crecimiento económico, castigar a China por sus prácticas comerciales, y renegociar tratados comerciales.

Pero, a pesar de que ha firmado más de 30 órdenes ejecutivas y una veintena de leyes, Trump ha logrado muy pocos avances en sus promesas.

La mayoría de sus órdenes ejecutivas tienen apenas una carga simbólica o solo piden una revisión de las políticas en vigor. Otras medidas, como la veda a inmigrantes musulmanes y refugiados, o la supresión de fondos para ciudades “santuario”, han sido congeladas por los tribunales.