Recaudan dinero para borrar tatuaje a un presunto ladrón en Brasil

Un tatuador y su vecino fueron acusados de "tortura" después de retener a un adolescente y tatuarle en la frente "Soy un ladrón ..."
Sigue a La Opinión en Facebook
Recaudan dinero para borrar tatuaje a un presunto ladrón en Brasil
Joven tatuado por robar
Foto: Imagen tomada de video

SAO PAULO, Brasil – Un grupo de personas recaudó más de $5,000 dólares a través de microfinanciación colectiva para borrar el tatuaje en la frente realizado por dos hombres a un presunto ratero que supuestamente intentó robar una bicicleta en Brasil, según informó hoy el Colectivo Afroguerrilha, encargado de la iniciativa.

Un tatuador y su vecino fuero acusados de “tortura” después de retener a un adolescente y tatuarle en la frente “Soy un ladrón y un estúpido”, como castigo por supuestamente intentar robar una bicicleta en Sao Bernardo do Campo, en la región metropolitana de Sao Paulo, la mayor ciudad brasileña.

El joven, de 17 años, fue atado en una silla de plástico en una pensión que había sido alquilada por el tatuador de Maycon Wesley Carvalho dos Reis, 27 años, le tatuaron la frente y le cortaron el pelo, según contó el menor a la Policía.

Los hombres grabaron la venganza ilícito en un video, en el que se escucha cómo uno de los hombres le advierte al joven que va a doler, que cayó en las redes sociales y se hizo viral.

Los responsables fueron detenidos, mientras que el joven, en situación de pobreza y quien según sus familiares tiene problemas psíquicos, fue localizado y se encuentra en libertad tras negar que estuviera intentando robar.

“Primero vamos a cuidar de él, fue medicado y está asustado con lo que pasó. Muchas personas compartieron su imagen juzgando sin conocer los hechos. Él no hizo nada de lo que fue publicado en internet”, afirmó el abogado de la noticia al portal de noticias G1.

Tras el suceso, Colectivo Afroguerrilha comenzó a recaudar dinero y consiguió más 19.000 reales (unos 5.790 dólares), una cantidad que irá destinada a la operación para quitar el tatuaje, para pagar el tratamiento psicológico del menor y financiar el proceso judicial.