La terrible realidad de trabajadores indonesios que laboran en empresa de Ivanka Trump

Una nueva investigación ha revelado los abusos de los que son víctima empleados de dicho país en empresas que fabrican productos bajo la marca de la hija de Donald Trump

Guía de Regalos

La terrible realidad de trabajadores indonesios que laboran en empresa de Ivanka Trump
Un nuevo escándalo en las empresas de Ivanka Trump se ha destapado.
Foto: Brian Steffy / Getty Images

Desde hace un par de días se ha destapado una cruel realidad de cientos de personas que en el continente asiático laboran en las distintas compañías que se encargan de maquilar los productos de las empresas que tiene la hija del presidente Donald Trump, Ivanka Trump.

Recientemente, el diario The Guardian reveló los resultados de una ardua investigación en la cual, se destapa el trato inhumano que reciben las personas que laboran en una de las compañías de Ivanka establecida en Indonesia.

Este periódico entrevistó a cerca de una docena de trabajadores de la fábrica Subang, la cual se dedica a maquilar ropa con la marca de Trump.

Los empleados revelaron que reciben uno de los salarios más bajos de toda Asia y en cambio, les exigen unos de los estándares más altos de producción, por lo que en muchas ocasiones deben laborar horas extras, las cuales solo les son remuneradas en contadas ocasiones.

Alia, una de las trabajadoras que dio su testimonio, relató lo duro que es su trabajo, ya que solo ve a sus hijos una vez al mes, pues gana unas 2.3 millones de rupias mensualmente, lo que equivale a $173 dólares, dinero con el que apenas le alcanza para rentar un cuarto cerca del sitio en donde trabaja.

Otros trabajadores denunciaron que próximamente perderán su trabajo, ya que al ingresar firman contratos temporales que no son renovados. De igual modo, varios empleados aseguraron recibir maltratos verbales, ya que sus superiores se refieren a ellos como “animal, tarado o mono”.

PT Buma, compañía de origen coreano y que se encuentra establecida en dicho país, también se encarga de producir distintos artículos vendidos bajo la marca de Ivanka, en donde los empleados aseguran ser víctimas de malas condiciones laborales.

Una de las malas costumbres de esta empresa es despedir a los trabajadores musulmanes antes del Ramadan para no pagarles el llamado bono por fiesta religiosa, y los vuelven a contratar pasando esta fecha.