Congresista demócrata exige explicaciones sobre redada contra campamento humanitario

La Patrulla Fronteriza suscribió un acuerdo informal en 2013 con el grupo humanitario "No Más Muertes", pero ahora ha cambiado de estrategia y entra al campamento en el desierto para arrestar a inmigrantes indocumentados.
Sigue a La Opinión en Facebook
Congresista demócrata exige explicaciones sobre redada contra campamento humanitario
La operación se llevó a cabo el pasado jueves
Foto: Larry W. Smith / EFE

WASHINGTON.- El legislador demócrata por Arizona, Raúl Grijalva, envió este lunes una carta a la Patrulla Fronteriza exigiendo explicaciones sobre una redada en la que cuatro migrantes indocumentados recibían tratamiento médico de urgencia en un campo humanitario al sur del estado, rompiendo un acuerdo establecido con el grupo en años pasados.

Con una cita judicial a mano, agentes de la Patrulla Fronteriza irrumpieron el jueves pasado en el campamento humanitario del grupo “No More Deaths”, que se dedica a proveer agua, alimentos y cuidados de emergencia a inmigrantes indocumentados que se aventuran por el desierto en Arizona.

Los cuatro migrantes indocumentados, todos de México, estaban recibiendo atención médica urgente cuando los agentes de la Patrulla Fronteriza, en un aparente cambio de estrategia bajo la “era de Trump”, entraron al lugar por primera vez con una cita judicial.

En 2013, la Oficina para el Control de Fronteras (CBP), de la que depende la Patrulla Fronteriza, y “No More Deaths” (“No Más Muertes”, NMD) habían establecido una especie de acuerdo informal en el que la agencia federal permitía que el grupo atendiera a migrantes enfermos de insolación, u otros problemas por las altas temperaturas, sin temor a ser arrestados.

Aunque varios grupos voluntarios ofrecen agua, comida y atención médica a los migrantes que cruzan hacia EEUU, NMD es uno de los más grandes y el único en Arizona con un campamento humanitario permanente en pleno desierto.

La CBP en su momento explicó que los voluntarios de NMD no les dejaron más opciones que hacer la redada porque no los dejaban entrar al campamento a interrogar a los cuatro migrantes sobre su estatus migratorio.

Los agentes arrestaron a tres dentro del campamento, y al cuarto mientras intentaba escapar. Según la CBP, uno de los arrestados ya había sido deportado de EEUU anteriormente, y había purgado cinco años en prisión en Chihuahua por cargos de narcotráfico.

Pero la redada contra NMD, que involucró a 30 agentes de la CBP, 15 vehículos patrullas y un helicóptero, provocó la repulsa de grupos pro-inmigrantes en la zona y ahora Grijalva envió una carta al jefe de la Patrulla Fronteriza en el sector de Tucson, Félix Chávez, en busca de explicaciones detalladas sobre el aparente cambio de estrategia.

“Este incidente rompe el precedente del protocolo previamente establecido, y es una aparente violación del acuerdo entre NMD y la CBP” y pone en riesgo la vida de los migrantes, se quejó Grijalva.

A través de los años, “la CBP ha podido hacer su trabajo sin el menor obstáculo por parte de NMD. Este incidente expone aún más la respuesta inhumana adoptada por esta nueva Administración”, porque los migrantes evitarán buscar ayuda pese a los riesgos, explicó.

Con el aumento en el termómetro aumenta también el riesgo de muerte en el suroeste de Arizona, por lo que “es esencial que a grupos humanitarios, como NMD, se les permita ofrecer asistencia médica segura a los migrantes; con frecuencia, sus servicios hacen la diferencia entre la vida y la muerte”, y corresponde a la Patrulla Fronteriza evitar tragedias, puntualizó Grijalva.