Entrenarán nuevos voluntarios legales en defensa contra deportación

Grupos se coordinan para incorporar y entrenar a abogados de diversos lugares y experiencias legales en defensa de inmigrantes en proceso de deportación
Sigue a La Opinión en Facebook
Entrenarán nuevos voluntarios legales en defensa contra deportación
Un grupo de abogados de inmigración denunció la falta de representación en Los Ángeles.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Grupos legales y pro inmigrantes anunciaron esta semana un proyecto conjunto para ampliar la capacidad nacional de defensa de inmigrantes en proceso de deportación, entrenando a nuevos abogados en técnicas más agresivas y motivando a abogados en otras áreas legales a sumarse a proyectos de defensa “pro-bono” (gratis) para enfrentar el aumento en casos.

Karen Lucas, directora del proyecto para el American Immigration Council (AIC) y la Asociación Nacional de Abogados de Inmigración (AILA), dijo que ya están en contacto con más de 600 abogados y con bufetes grandes que están interesados en el entrenamiento y en ofrecer sus servicios a inmigrantes, a menudo en forma gratuita.

La escasez de suficientes abogados especializados que defiendan a migrantes en proceso de deportación se está volviendo más crítica en tanto el gobierno de Donald Trump aumenta las detenciones, agregó Lucas.

“La necesidad es enorme, puesto que ya existe una crisis de representación, especialmente para inmigrantes detenidos“, dijo la coordinadora del proyecto. “Por eso estamos actuando ambiciosamente con el objetivo de apoyar a más abogados a hacer este trabajo, estamos tratando de ser creativos en este esfuerzo”.

De hecho, antes incluso de que el gobierno de Trump añada un número significativo de agentes migratorios y jueces para acelerar las expulsiones, sólo dos de cada diez detenidos tenían acceso a un abogado.

Parte del problema crónico de falta de representación es que los migrantes en procesos civiles no tienen acceso a un defensor público, como ocurre en los casos penales o criminales.

Sin embargo, los migrantes que tienen un abogado efectivo tienen más posibilidades de éxito. Por ejemplo, un estudio anterior del AIC encontró que un migrante representado legalmente tiene cuatro veces más éxito en lograr su libertad que alguien que va solo al tribunal.

No se trata únicamente de falta de recursos económicos, dijo Lucas. Solo una tercera parte de los abogados que se dedican a ley migratoria hacen defensa de deportación.  Hay zonas urbanas que tienen muchos abogados, pero hay otras regiones del país, especialmente alrededor de centros de detención ubicados en áreas remotas, donde casi no hay expertos en ley migratoria.

Parte del proyecto será entrenamiento en tácticas más agresivas de defensa, dijo Lucas. El entrenamiento se hace por medio de mentores e incluso están desarrollando cursos online para ofrecer las estrategias más modernas y estar al día con las acciones del gobierno de Trump.

La Campaña de Justicia para Inmigrantes, que es como han titulado al esfuerzo, coordinará con otras campañas existentes en la misma vena. Por ejemplo, hay un proyecto de “American Immigrant Representation” que opera en Nueva York con voluntarios de grandes bufetes legales, para ayudar especialmente a los migrantes convictos de delitos.

También trabajarán con la “Iniciativa de Libertad para Inmigrantes del Sureste”, del Southern Poverty Law Center, con el objetivo de llevar representación legal al centro de detención de inmigrantes más remoto y grande del país: Stewart Detention Center en Lumpkin, Georgia.

La campaña está reclutando abogados interesados en entrenarse en las nuevas tácticas y otros con experiencia para ser mentores de los nuevos asesores legales.

Este proyecto también estará ligado a organizaciones pro inmigrantes y comunitarias existentes, para hacer llegar esta ayuda a la comunidad. 

Para más información sobre el proyecto ir a esta página: https://www.americanimmigrationcouncil.org/immigration-justice-campaign y para registrarse como voluntario: http://immigrationjustice.us/