Policías hispanos se oponen a participar en detención de indocumentados

Son el grupo social de mayor crecimiento en los cuerpos policiacos de EEUU
Sigue a La Opinión en Facebook
Policías hispanos se oponen a participar en detención de indocumentados
Ha habido operativos federales contra inmigrantes donde policías locales sí han participado.

La ubicación y detención de indocumentados en los Estados Unidos es una labor de las autoridades federales, considera el 60 por ciento de los policías hispanos.

Incluso esa cifra aumenta hasta el 64 por ciento entre los miembros afroamericanos de cuerpos policiacos, a diferencia de los blancos, donde el 59% considera que las policías locales deben “tomar un papel activo” en este asunto, indica un estudio del Pew Research Center.

Ése es uno de los pocos temas en que los oficiales hispanos toman distancia de los blancos.

“En general, los oficiales hispanos tienen puntos de vista similares a los de los blancos sobre una variedad de temas relacionados con recientes incidentes de alto perfil entre negros y policías, pero cuando se trata de trabajar con las autoridades federales en el cumplimiento de las leyes de inmigración, las opiniones de los oficiales hispanos se alinean más con las de los oficiales negros”, indica el estudio.

El tema cobra relevancia ante la presión del fiscal general, Jeff Sessions, quien ha pedido a los elementos policiacos locales y estatales ayudar a perseguir a indocumentados, sobre todo si son criminales.

La colaboración de algunos cuerpos policiacos con las autoridades federales en la detención de indocumentados no está cancelada, como se demostró en el reciente operativo “Matador”, liderado por ICE , en el que se detuvo a 39 miembros de la MS-13, en un esfuerzo multuinstucional, incluyendo a las policías de Nueva York, Nassau y Suffolk.

Hay cuerpos policiacos, que han informado públicamente que no perseguirán a indocumentados, a menos que representen un peligro real para la comunidad, tal como lo expresó el Departamento de Policía de Bellenueve, que busca reducir la preocupación de esa comunidad inmigrante.

A través de dos videos, uno en inglés y otro en español, el jefe del Departamento, Steve Mylett, reconoció que los inmigrantes sin documentos legales podrían temer a los elementos policiacos, pero a través de su mensaje les pidió confiar en la Policía, sin temor a ser deportados.

Los hispanos son el grupo social de mayor crecimiento en los cuerpos policiacos del país, ya que a finales de los años ochenta, los nuevos miembros juramentados sólo representaban el siete por ciento y hasta 2013 –según el último reporte– su presencia aumentó a 12 por ciento, al mismo nivel que los afroamericanos, mientras los blancos representan sólo el 4%.

Sobre cómo se sienten con sus trabajos, el 63% expresa orgullo, más que los blancos con un 58% y los negros con 60%.