Presentadora de televisión despedida tras denunciar acoso sexual ahora es conductora de Uber

Karla Amezola entrevista a sus pasajeros en los viajes de Uber o Lyft que realiza
Sigue a La Opinión en Facebook
Presentadora de televisión despedida tras denunciar acoso sexual ahora es conductora de Uber
Periodista Karla Amezola.
Foto: Cortesía Karla Amezola

La vida de la periodista mexicana Karla Amezola cambió completamente cuando presentó una demanda contra su jefe, Andrés Angulo, por supuesto acoso sexual en febrero, acción que provocó la renuncia de este y el despido de la periodista.

Tras una investigación interna se demostró que Angulo, director de noticias de la cadena KRCA de Estrella TV, había acosado durante años de Amezola y de otras mujeres, que también le demandaron tras su denuncia, y prometido oportunidades laborales a cambio de sexo.

“Como resultado de todas estas cosas que me sucedieron, este año y este año pasado, me sentí devastada”, dice Amezola a Variety, “mis investigaciones, mi trabajo, mi carrera se habían ido. Tuve que seguir adelante, y como todo el mundo tuve que pagar el alquiler”. Ahora trabaja como conductora de Uber y Lyft, además de entrevistar a sus pasajeros para conocer sus historias.

“Esa gente me pregunta qué estoy haciendo y comienzan a compartir cosas que les sucedieron, mujeres y hombres, y eso es increíble. Después del viaje pido su información de contacto”, explica.

Hace un par de semanas, un recuerdo de su vida pasada se hizo muy presente. Una ex compañera de trabajo le llamó para decirle que había sido nominada para un Emmy local por la historia “Atrapados en la frontera”; una investigación centrada en refugiados haitianos varados en la frontera entre EEUU y  México, en Tijuana.

“Soy de Tijuana. Yo sabía las cosas que estaban viviendo, y lo trágico que es para ellos. Hicimos lo mejor que pudimos para mostrar esta historia y presentar las cosas que estaban pasando. Esta es una historia muy especial para mí”, reconoce Amezola, quien no tiene dudas de que, tarde o temprano, volverá a trabajar como periodista.

“Yo soy una mujer. Soy un periodista, seré periodista por el resto de mi vida. A veces tenemos que hacer otra cosa, pero no tengo vergüenza. Me siento fuerte. La gente hace esto para trabajar, yo puedo hacerlo, ¿por qué va a ser diferente para mí? Pero al final, trabajaré en lo que me gusta que es el periodismo”, sentencia.