Cambio climático traerá lluvia a California, pero no parará la sequía

Se proyecta que el cambio climático va a estar asociado con una evaporación más fuerte del agua
Sigue a La Opinión en Facebook
Cambio climático traerá lluvia a California, pero no parará la sequía
Los impactos del cambio climático incrementarán el nivel de lluvias en todo el territorio de California hacia finales del siglo.
Foto: archivo / efe

Los impactos del cambio climático incrementarán el nivel de lluvias en todo el territorio de California hacia finales del siglo, aún así esto no ayudaría mucho a los periodos de sequía del estado dorado, advierte un nuevo estudio divulgado hoy por la Universidad de California, en Riverside.

“El incremento de las lluvias va a ser significativo para el estado, especialmente en el invierno donde puede llegar a aumentar hasta un 40 %”, explicó hoy a Efe el profesor Robert Allen, autor del estudio.

Contraria a la mayoría de los estudios previos que hablan de una disminución de las lluvias, la investigación de Allen asegura que para el 2100 las lluvias aumentarán un 12 % en promedio en el estado.

El profesor, que lleva más de dos décadas estudiando aspectos del clima, analizó decenas de modelos climáticos recientes y datos meteorológicos, según comentó, que muestran que el estado conocerá un aumento en sus lluvias y será más húmedo.

No obstante, a pesar de estas buenas noticias, los residentes del estado no deberán descuidarse en el ahorro de agua, ya que el hecho que haya más lluvia no significa que los periodos de sequía vayan a desaparecer.

“Incluso si la precipitación aumenta, todavía podemos tener sequía. Proyectamos que el cambio climático va a estar asociado con una evaporación más fuerte del agua”, advirtió Allen, quien matizó que la lluvia no es el único componente para hacer una proyección sobre las condiciones climáticas.

El profesor explicó que mientras las temperaturas aumentan, la tierra necesitará más cantidad de agua para sostenerse y el preciado líquido se evaporará más rápido.

La investigación de Allen asegura que el norte del estado conocerá un mayor número de precipitaciones, especialmente en los meses de noviembre, diciembre y enero; mientras que el sur se mantendrá apenas con un ligero aumento debido a las dos grandes regiones climáticas que componen el estado dorado.

“Podemos esperar comportamientos como los de estos últimos años: sequía seguida de un récord de lluvias y nieve”, pronosticó.

El estudio, publicado hoy por la revista científica especializada Nature Communications, se da justo cuando el Sur de California enfrenta una nueva ola de calor que empezará este viernes y que podría romper varios récords de temperatura que llegaría en algunos lugares hasta los 120 grados fahrenheit.