El condado de LA pagará $5 millones por dos casos de negligencia policial

La familia de un joven asesinado y de otra persona herida por agentes del sheriff serán indemnizadas

Guía de Regalos

El condado de LA pagará $5 millones por dos casos de negligencia policial
Activista siendo detenido por un agente.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

El 26 de mayo de 2014,  Noel Aguilar, de 23 años, manejaba su bicicleta por un calle en Long Beach cuando unos agentes del Sheriff intentaron detenerlo. En su persecucción, el sospechoso se llevó las manos al cinturón, lo que podía significar que llevaba un arma, según los agentes.

Cuando lo atraparon, uno de los agentes gritó “pistola” cuando Aguilar se zafó de él y, al mismo tiempo, el otro agente sintió que el sospechoso “agarraba su arma”, de acuerdo con el informe del fiscal de distrito del contado de Los Ángeles. Fue entonces cuando dispararon. Un agente hirió accidentalmente al otro. Ambos acabaron con la vida de Aguilar, quien estaba desarmado. 

También en 2014, la familia de José Hernández llamó a los agentes del Sheriff pues Hernández había sido atacado por un vecino en el sur de Los Ángeles. Los agentes primero entrevistaron a Hernández y luego fueron a hablar con el vecino, que estaba a unos 40 pies de distancia.

El vecino, identificado como Johnny Martínez, supuestamente apareció ante los agentes “con un cuchillo”, según un informe del fiscal. Estos abrieron fuego y mataron a Martínez, pero también accidentalmente dispararon e hirieron a Hernández en la cadera.

Ambos tiroteos están en la agenda del martes de la Junta de Supervisores del condado de Los Ángeles, que considerará la posibilidad de resolver las demandas puestas por José Hernández y por la familia de Aguilar, para las cuales el condado ha acordado pagar una indemnización de 2.9 millones de dólares y de 2 millones, respectivamente.

Estos acuerdos vienen en medio de un debate sobre cuánto le cuesta a los contribuyentes del condado la conducta inapropiada de los agentes del sheriff. Hace seis años, el condado pagó $5.6 millones en reclamos relacionadas con el Departamento del Sheriff. El año pasado pagó $50.9 millones por palizas en prisión dadas por agentes, negligencia relacionada con tiroteos y un incidente en el que un diputado violó a una mujer durante una parada de tránsito.

El Sheriff Jim McDonnell, quien asumió el cargo en diciembre de 2014, se ha comprometido a reducir el gasto económico de la responsabilidad jurídica del Departamento. No obstante, muchas de las indemnizaciones pendientes son de incidentes que ocurrieron hace años, por lo que cualquier intento de disminuirlas solo se notará en años posteriores.


NOTAS RELACIONADAS