¿Y las buenas costumbres de los automovilistas?

Cada día se maneja peor.
¿Y las buenas costumbres de los automovilistas?
La buena educación también se muestra al volante
Foto: Newspress

A pesar de tantas maneras que existen para informar y comunicar, la realidad es que cada vez se maneja peor en todo el mundo. Además de que cada día hay más autos rodando por las calles y carreteras del planeta, las buenas costumbres al volante se han ido perdiendo. Y es que no se trata de un mero capricho sino de un tema de seguridad y atención. A continuación, te presentamos una serie de buenas costumbres de los automovilistas, pero que por muchas razones cada vez las vemos en menos ocasiones.

1 Carril de alta o para rebasar

¿Cuál es la necesidad de circular siempre por el carril de la izquierda? Este es sin duda el apartado que mejor ilustra la desatención por parte de los conductores. En muchos países del mundo dice claramente en los letreros: Carril izquierdo sólo para rebasar. Si ya rebasaron, listo, vuelvan al carril de la derecha y dejen de estorbar. Sí, se convierten en un estorbo cuando van “paseando” por la línea de la izquierda.

2 Luces direccionales

Otra de las mejores referencias de las buenas costumbres que se han perdido es el de la utilización de las luces direccionales. La verdad es que ahora la gente las ha dejado de utilizar porque los demás conductores, en su mejor papel de “cavernícola al volante”, creen que las luces son para impedir el paso de quien avisa. Cambiemos esa mentalidad perdedora, por favor.

3 Ceder el paso

Se entiende que hay veces que la gente no alcanza a formarse al final de la fila para, por ejemplo, poder entrar a un estacionamiento. Nada nos cuesta ceder un lugar. Con pequeños cambios haremos grandes diferencias.

4 Respeto por los demás

Hoy pareciera que lo importante es ser el más violento o menos respetuoso. Si no nos ve la policía, hacemos lo prohibido… y eso es deplorable. Debemos de cambiar nuestras conductas para cuando estamos al volante de un auto.

5 Educación vial

Otro gran problema es el hecho de que en muchos países el examen de manejo para expedir la licencia se ha convertido en una opción. Con algunos billetes extras todos estamos perfectamente calificados para manejar casi cualquier auto. Así de irresponsables los que lo tramitan como los que lo expiden.

Suena trillado, pero es muy cierto. Con que nosotros cambiemos e invitemos a nuestros conocidos a hacerlo, seguro el cambio llegará, tarde o temprano. Hagamos campaña por un manejo más seguro y cordial.

¿Tú qué clase de automovilista eres?