Latinos rechazan gestión de Trump y sienten pesimismo por EEUU

La encuesta ofrece malas noticias para los republicanos que quieren acercarse a los latinos
Latinos rechazan gestión de Trump y sienten pesimismo por EEUU
Las encuentas muestran que los latinos piensan que las cosas están peor de lo que esperaban.
Foto: David McNew / Getty Images

WASHINGTON.- Tras ocho meses en el poder, el presidente Donald Trump no ha mejorado su imagen entre los latinos, sino todo lo contrario: la mayoría rechaza su gestión y cree que EEUU va por camino equivocado, y  un 41% piensa que no votaría más por los republicanos, según una encuesta divulgada este lunes.

La encuesta nacional, realizada conjuntamente por “Latino Victory” y la encuestadora “Latino Decisions” entre el 12 y 19 de septiembre pasados, reflejó el enorme descontento de los hispanos con Trump.  El 76% desaprueba de la gestión de Trump, y el 59% cree que su desempeño es peor de lo que se esperaba.

El pesimismo va también respecto al rumbo de EEUU, aún cuando los indicadores muestran una mejora general tras la “Gran Recesión” de 2008. Así, el 68% de los latinos cree que el país va por camino equivocado, y solo el 32% cree que está en el sendero correcto.

Durante una conferencia telefónica con periodistas, el presidente del Comité Nacional Demócrata (DNC), Tom Pérez, dijo que la encuesta es “otra prueba de que los republicanos están drásticamente desconectados” de los votantes e ignoran las necesidades básicas de los latinos, además de que Trump está cimentando su legado como “campeón de la crueldad” contra los inmigrantes.

Según Matt A. Barreto, cofundador de “Latino Decisions”, se trata de la primera gran encuesta nacional tras la serie de incidentes raciales del verano –como el de violencia racial en Charlottesville (Virginia)-, y demuestra que los latinos “están molestos con casi todas las movidas de Trump”.

“Desde Charlottesville hasta Arpaio, y todo lo demás de por medio, los latinos ven a Trump de forma muy negativa”, explicó Barreto, también profesor de Ciencias Políticas y Estudios Chicanos de la Universidad de California en Los Angeles (UCLA).

Esa mala imagen también salpica al Partido Republicano, que ya sufre tasas de aprobación extremadamente bajas, observó Barreto, al advertir que “si los republicanos no rechazan a Trump y abrazan a los latinos, podrían estar cerrando por completo la puerta para acercarse a los latinos”.

Cristóbal Alex, presidente de “Latino Victory”,  consideró que Trump ha dañado enormemente “la marca republicana” entre los latinos, y grupos como el suyo deben aprovechar la oportunidad para movilizarlos para los comicios legislativos de 2018, en los que estarán en juego la totalidad de los 435 escaños de la Cámara de Representantes y un tercio del Senado, y las presidenciales de 2020.

“De nosotros dependerá galvanizar a los latinos en torno a candidatos progresistas que demuestren un entendimiento y respeto hacia nuestra comunidad”, dijo Alex.

Solo que ese fue el mismo planteamiento que hicieron los grupos pro-inmigrantes en 2016, argumentando que Trump era el mejor arma electoral de los demócratas, porque su retórica “anti-inmigrante” y su promesa de construir un muro en la frontera con México movilizaría a los votantes latinos.

Pero Trump ganó la presidencia, aunque con bajo apoyo latino, además de que los hispanos, en general, tienden a tener una muy baja participación en las urnas para la renovación del Congreso.

Preguntado al respecto por este diario, Pérez dijo que los demócratas tienen el apoyo “abrumador” de entre el 75% y el 80% de los latinos, aunque reconoció que su partido “debe hacer más” para explicar su agenda, y organizar y movilizar a los latinos en todo el país a favor de candidatos progresistas.

“Tenemos que organizarnos en todas partes, y lo que estamos haciendo para reconstruir y modernizar al Partido Demócrata es asegurar que tenemos una presencia los doce meses del año en las comunidades”, afirmó Pérez.

Jorge Silva, vicepresidente de Comunicaciones de “Latino Victory”, dijo a este diario que su esperanza es que la comunidad latina en todo el país viva otro momento como el que propició la “Propuesta 187” en California, y rechace en las urnas a legisladores que promuevan medidas anti-inmigrantes.

Silva se refería a una iniciativa aprobada en las urnas en  1994 y que negaba servicios públicos a los inmigrantes indocumentados en California.  La medida fue objeto de demandas colectivas  y declarada anticonstitucional en las cortes, además de que  movilizó a los hispanos, y dañó la imagen del  entonces gobernador, Pete Wilson.

Según la encuesta, realizada entre todos los latinos, no solo los votantes,  los asuntos prioritarios para la comunidad y que merecen la atención del Congreso son: la aprobación del “DREAM Act” o de una reforma migratoria para legalizar a la población indocumentada (53%); combate a la discriminación (25%); creación de más y mejores empleos (15%), y mejor acceso al cuidado de salud, por igual porcentaje.

A los latinos también les preocupa, aunque por menos del 10%, una reforma educativa, la lucha anti-terrorista, mejor acceso a la educación universitaria, combate al cambio climático, viviendas a precios módicos, combate a la corrupción gubernamental, una reducción de los impuestos, una reforma policial y penal, y mejoras en la política internacional.

El 82% rechazó el perdón que Trump otorgó al exalguacil del Condado de Maricopa en Arizona, Joe Arpaio, el mes pasado, argumentando que éste sólo hizo cumplir las leyes de inmigración del país y que, a su juicio, en realidad es un gran “patriota”. Sólo un 18% de los encuestados apoyó el polémico indulto.

Arpaio fue condenado el pasado 31 de julio por desacato criminal al desobedecer una orden judicial de frenar el arresto de inmigrantes en las paradas de tránsito, y debía recibir una sentencia de hasta seis meses en prisión el próximo 5 de octubre.

Sin que cause sorpresa, los latinos también rechazaron, en un 76% la ley “SB4” en Texas, que exige que la policía pregunte sobre el estatus migratorio de personas que sean detenidas por una infracción pública, contra el 24% que la apoya.

Por porcentajes iguales, el 35% de los latinos cree que los republicanos son o bien “hostiles” con su comunidad, o “no les importa”, y solo el 11% cree que están haciendo un buen trabajo.  En ese sentido, el 41% dijo que el Partido Republicano es ahora “tan anti-latino y anti-inmigrante” que le sería difícil siquiera pensar en apoyarlo en el futuro.

Pero la encuesta también reflejó la frustración de los latinos con el Partido Demócrata: sólo el 38% cree que el partido está haciendo un buen trabajo, y el 30% cree que a los demócratas poco le importan los asuntos de la comunidad.

La encuesta, disponible en inglés y español, se realizó en internet entre 755 adultos latinos en todo el país, y tiene un margen de error de más o menos 3,5 puntos porcentuales.