ICE quiere borrar cualquier evidencia de abusos a inmigrantes detenidos

"La Migra" avanza en este objetivo que ya encendió las alertas de defensores
ICE quiere borrar cualquier evidencia de abusos a inmigrantes detenidos
ICE busca desaparecer los archivos de cada detenido.
Foto: ice.gov

La oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) tuvieron la aprobación preliminar para destruir los registros de los detenidos, incluida la evidencia que se relaciona con las muertes en custodia y los casos de agresión sexual después de un período de 20 años.

Esto según un aviso del 14 de julio de 2017 publicado por la Administración Nacional de Archivos y Registros (NARA), la agencia a cargo de archivar materiales creados por el gobierno federal.

ICE solicitó permiso para destruir  “registros relacionados con detenidos, incluyendo incidentes de abuso y agresión sexual, escapes, muertes bajo custodia de la agencia, tarifas telefónicas cargadas a los detenidos, opciones a la detención, registros e informes sobre el estado de detenidos y centros de detención, y ubicación y segregación de los detenidos”, publicó el portal Splinter.

Debido a que esa agencia se fundó en 2003, los archivos podrían comenzar a destruirse hasta 2023, aunque la propia oficina desconoce de cuánta información se está hablando, confirmó la subsecretaria de prensa, Sarah Rodríguez.

Al día, “La Migra” tiene alrededor de 40,000 personas detenidas, por lo que cientos de miles de archivos podrían ser destruidos en cuanto se apruebe.

El tema es preocupante, debido a que las miles de quejas sobre las detenciones y el trato a inmigrantes, las cuales recientemente fueron documentadas en un nuevo video de “Brave New Films”, donde se exponen los abusos de la industria de cárceles que el exmandatario Barack Obama dio por terminada al cierre de su administración, pero el presidente Donald Trump decidió retomar, a fin de que el Departamento de Seguridad Nacional cumpliera sus metas migratorias.

“En nuestra nueva película, ‘Prisiones de Inmigración’, exploramos las condiciones dentro de los centros de detención, la atención médica deficiente, el abuso físico y sexual generalizado, las condiciones de trabajo en condiciones de esclavitud y más”, explica un texto de la organización. “Estos abusos ocurren a puertas cerradas con poca o ninguna supervisión. Nuestra película, creada en asociación con defensores de los derechos de los detenidos, está arrojando luz sobre un rincón particularmente oscuro del sistema de justicia estadounidense”.

Splinter destacó que ICE ha dejado de compartir datos con los investigadores y proporciona información limitada a los abogados de los inmigrantes, todo mientras la administración ha aumentado la aplicación de la ley y ha detenido a más indocumentados que nunca.