USCIS se refuerza para revisar a fondo a trabajadores extranjeros y a refugiados

Las nuevas medidas fueron anunciadas la semana pasada
USCIS se refuerza para revisar a fondo a trabajadores extranjeros y a refugiados
El personal de USCIS enfrenta varios cambios para evaluar a inmigrantes.
Foto: John Moore/Getty Images

El personal de la oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) se prepara para endurecer la revisión de refugiados y trabajadores temporales, de acuerdo a los nuevos lineamientos del Departamento de Seguridad Nacional.

Esto como parte de los ajustes de la política del presidente Donald Trump tras concluir la suspensión temporal, de 120 días, para recibir a refugiados, confirmó un portavoz de USCIS, así como para reevaluar a portadores de visas de trabajo para permanener los Estados y dar seguimiento a la orden ejecutiva “Comprar americano, contratar a americanos”.

El nuevo escutrinio de este tipo de inmigrantes contempla varias acciones, como entrevistas más profundas y la revisión de las redes sociales de los interesados, a fin de descartar algún tipo de fraude de identidad o mensajes que deriven en actos que pongan en riesgo la seguridad pública del país.

“La administración recopilará más datos biográficos, como nombres de familiares y lugares de trabajo”, dijeron los funcionarios al Wall Street Journal cuando reveló los ajustes. “La administración también profundizará en el tipo de mensajes en las redes sociales para ver, por ejemplo, si los pronunciamientos públicos de los refugiados son consistentes con las historias que ofrecen en sus aplicaciones”.

El 26 de octubre, el director de USCIS, Francis Cissna, confirmó los cambios al subcomité de Inmigración y Seguridad Fronteriza, del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, con una documento titulado “Supervisión del Programa de Admisión de Refugiados de los Estados Unidos”, dado a conocer por esa dependencia.

Al ser cuestionados sobre la capacitación que recibirán, el personal USCIS no dio detalles, pero señaló que el programa de actualización comenzó la semana pasada y concluirá en noviembre, sin dar una fecha específica, periodo durante el cual se detuvieron las entrevistas a inmigrantes y no inmigrantes en las categorías mencionadas.

“USCIS ha detenido brevemente las entrevistas a solicitantes de refugiados para permitir la capacitación inmediata sobre nuevos procedimientos que se están implementando como resultado de la revisión de 120 días”, confirmó a este diario el portavoz Steve Blando. “Esta capacitación comenzó esta semana (la del 23 al 27 de octubre) y se espera que concluya en noviembre”.

Esa capacitación también es para que los oficiales migratorios apliquen las nuevas evaluaciones de trabajadores “no inmigrantes”, portadores de al menos 15 visas, incluidas las H-1B, H-2A, H-2B, H-3, L-1, O-1, O-2, P-1, P-1S, P-2, P-2S, P-3, P-3S, Q-1 y R-1.

“La Sección 5 de la orden ejecutiva trata con estándares uniformes de selección e investigación para todos los programas de inmigración”, especificó Blando. “(Ello) incluiría a las categorías de no inmigrantes”.

En el caso de los trabajadores extranjeros, la actual administración descarta considerar el permiso previo, a fin de realizar una nueva evaluación, para que los funcionarios determinen el otorgamiento de la visa con base en los “méritos de cada caso”.

USCIS no tiene aún el desglose de cuántas personas podría impactar la medida, pero la portavoz en Nueva York, Katie Tichacek, indicó que en el año fiscal 2016, aplicaron 114,660 personas, mientras que en lo que va de este año ya suman 121,456.