Pamela Anderson: “No vayas nunca sola a una habitación de hotel que no sea la tuya”

La sexy rubia dice que todos saben lo que pasa en Hollywood, la diferencia está en que muchos se dejan cegar...

Guía de Regalos

Pamela Anderson: “No vayas nunca sola a una habitación de hotel que no sea la tuya”
Pamela Anderson dice que en Hollywood todos deberían utilizar el sentido común.
Foto: Getty Images

A lo largo de más de cuatro décadas de carrera, Pamela Anderson ha sabido esquivar a los ‘depredadores’ de Hollywood y huir de cualquier encerrona gracias, como ella misma explica ahora sin adjudicarse ningún mérito, al ‘sentido común’.

Era de conocimiento público que a ciertos productores o personalidades era mejor evitarlos, especialmente en privado. Sabías perfectamente en qué te estabas metiendo si accedías a ir a una habitación de hotel a solas con ellos. De alguna forma, yo aprendí a no ponerme nunca en situaciones similares y, cuando desembarqué en Hollywood, me hicieron muchas ofertas para realizar ‘audiciones privadas’ y otras propuestas que no tenían ningún sentido”, ha explicado la explosiva actriz y activista en una entrevista al programa ‘Today’, en la que ha ofrecido una serie de consejos tan básicos como prácticos a las jóvenes intérpretes.

No vayas nunca sola a una habitación de hotel que no sea la tuya; si alguien abre una puerta y lleva puesto solo un albornoz, márchate“.

En opinión de la artista, gran parte de las personas que empiezan a trabajar en la industria conocen de sobra su cara más oscura sin importar su juventud o inexperiencia, al igual que lo hacía ella cuando aún era solo una desconocida, pero en muchas ocasiones se dejan ‘cegar’ por el deseo de triunfar.

Sé que la idea de Hollywood puede resultar muy seductora y que la gente quiere ser famosa. A veces quieres creer que vas a estar a salvo con otro adulto en la misma habitación que tú… No sé de dónde proviene esa falsa sensación de seguridad, pero por suerte yo escapé a esas situaciones“, reflexiona sin importarle que esa postura se aleje de la tesis más popular: negar estar al corriente de los casos de abusos y dar la espalda rápidamente a todos los acusados.

En su caso, Pamela siempre ha antepuesto su dignidad personal a su carrera, lo que la llevó a enfrentarse al entonces aún poderoso productor Harvey Weinstein, quien le aseguró que se encargaría de que no volviera a conseguir un papel en una película después de que ella se negara a trabajar con un perro en un rodaje para mantenerse fiel a sus principios, que pasan por no explotar a animales en el cine.