Los Rams apestan… ¡a campeones de la División Oeste! Desplumaron a los Seahawks

El equipo carnero silencia al ruidoso estadio de Seattle detrás de los cuatro touchdowns del corredor Todd Gurley
Los Rams apestan… ¡a campeones de la División Oeste! Desplumaron a los Seahawks
El corredor de los Rams, Todd Gurley, se escapa 57 yardas para uno de sus cuatro touchdowns en la paliza contra Seattle.
Foto: Getty Images

Si los Rams de Los Ángeles en verdad han comenzado una nueva era en el sur de California, el juego del domingo en Seattle tendrá que ser recordado como un momento definitivo.

Todd Gurley anotó cuatro touchdowns y la defensa capturó atrás a Russell Wilson siete veces, en camino a una demoledora victoria de 42-7 sobre los maltrechos Seahawks, el equipo que ha dominado la División Oeste de la Conferencia Nacional los pasados cinco años, pero que como se vio el domingo, ha sido superado por unos Rams que lucen cada vez más peligrosos.

Al ganarle a su rival directo, los Rams (10-4) se alejaron de los Seahawks (8-6) a dos juegos de distancia cuando restan dos jornadas de la temporada. Todo lo que Los Ángeles necesita para coronarse en el Oeste es un triunfo más ya sea contra Tennessee el domingo o contra San Francisco el 31 de diciembre en el Memorial Coliseum. O en su defecto una derrota más de Seattle.

Como están jugando los Rams, parece cuestión de tiempo para que la franquicia alcance oficialmente los playoffs. No lo hace desde 2004.

La exhibición del domingo fue redonda desde la primera serie, cuando el safety Lamarcus Joyner provocó un balón suelto que poco después fue convertido en uno de los dos goles de campo tempraneros del pateador Greg Zuerlein. Y Gurley, el corredor que tiene una temporada con calibre de aspirante al Jugador Más Valioso, anotó en acarreo de una yarda para que el primer periodo cerrara con ventaja de 13-0 que empezaba a silenciar el estadio que normalmente es el más ruidoso de la liga.

Los Seahawks no despertaban a la ofensiva debido a la permanente presión sobre Wilson, un verdadero escapista pero que esta vez no encontró muchos trucos. Así que el dominio de la defensa carnera pronto se vio reflejado en gran posición de campo y más puntos: con otra carrera de una yarda de Gurley y luego un pase de Jared Goff a Robert Woods de una yarda. Y para liquidar el partido antes de su intermedio, Gurley se escapó 57 yardas en una gran corrida aprovechando la avenida que le abrió su línea. El 34-0 era lapidario.

Ya en la segunda mitad, los Rams fueron menos agresivos, pero siguieron acumulando puntos contra un conjunto que se derrumba debido a lesiones y una línea ofensiva incapaz de proteger a su valioso quarterback.

Gurley, quien acabó con 152 yardas en 21 acarreos, agregó otro touchdown, éste en una recepción de 14 yardas. Defensivamente, el hombre del partido fue el liniero Aaron Donald con tres capturas, con el linebacker Robert Quinn agregando dos. Fue tal el dominio de los Rams que el quarterback Goff sólo tuvo que lanzar para 120 yardas (14 de 21 pases).