Casa Blanca presiona a Congreso a que deje asunto de DACA hasta enero próximo

Casa Blanca presiona a Congreso a que deje asunto de DACA hasta enero próximo
Los "Dreamers" mantienen su lucha en el Congreso.
Foto: Mark Wilson/Getty Images

WASHINGTON— La Casa Blanca presionó este martes para que los líderes demócratas y republicanos del Congreso negocien un acuerdo en enero próximo para resolver la situación de los “Dreamers”, en vez de trabar las negociaciones para evitar un cierre del gobierno el viernes próximo.

Fuentes legislativas demócratas confirmaron esta noche a este diario un informe de “Politico” de que el jefe de Gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, se reunió hoy a puerta cerrada con el puñado de demócratas y republicanos que negocian una solución permanente para los “Dreamers”.

Según ese informe, Kelly le dijo a los senadores que la Administración estará presentando en los próximos días sus condiciones en materia de seguridad fronteriza y otros asuntos, a cambio de proteger a los jóvenes indocumentados amparados al programa de “acción diferida” (DACA) de 2012.

En declaraciones a este diario, la presidenta del Caucus Hispano del Congreso (CHC), Michelle Luján-Grisham, calificó de “insensato” que el liderazgo republicano quiera “secuestrar” a los 800,000 “Dreamers” en las negociaciones, “cuando tienen el poder y la solución para resolver esta emergencia”.

“Seguiré luchando para que se incluya el Dream Act en el proyecto de ley de gastos que el Congreso debe aprobar de forma obligatoria para el próximo 22 de diciembre. Cualquier otra cosa sería un voto para deportar a los Dreamers y quebrantar a sus familias”, dijo Luján-Grisham.

La legisladora demócrata de Nuevo México, de hecho, ha cancelado sus planes de viajar a su distrito para Navidad hasta que quede resuelto el escollo.

Otra fuente demócrata, que pidió el anonimato porque no está autorizada para  hablar del asunto, también dijo a este diario que aún existe una vía para lograr la inclusión del “Dream Act” en una “resolución continua” de corto plazo para financiar las operaciones del gobierno federal más allá del viernes, cuando se agoten sus fondos.

Es que los republicanos necesitan 60 votos en el Senado para aprobar cualquier ley de gastos, y eso los obliga a depender del apoyo demócrata. Pero el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, ha dejado en claro que no permitirá que el asunto de “DACA” esté incluido en la ley de gastos.

Los demócratas, en todo caso, aún tienen bajo la manga la posibilidad de presionar por el “DACA” en un megaproyecto presupuestario que el Congreso negocia por separado.

Al presentar su estrategia de seguridad nacional, el presidente Donald Trump dijo ayer que su Administración insistirá en la construcción de su prometido muro fronterizo, el fortalecimiento de la vigilancia fronteriza, más agentes fronterizos, y un fin a la “lotería de visas” y al sistema migratorio actual que permite la “inmigración en cadena”.

Los principales líderes demócratas del Congreso, Chuck Schumer y Nancy Pelosi, habían dicho que no aceptarían un trueque de un “muro por los Dreamers”, aunque sí se mostraron dispuestos a aceptar otras medidas de seguridad fronteriza.

También los grupos cívicos que acompañan al movimiento de los “Dreamers”, entre ellos “United We Dream” y el Centro Nacional para Leyes de Inmigración (NILC), han dicho que no aceptarán, por ejemplo, ni el muro ni más agentes para la “fuerza de deportación” de Trump.

La novedad de las negociaciones bipartidistas sería, qué concesiones darían los demócratas a cambio de proteger a los “Dreamers”.

Pero, a juzgar por las negociaciones privadas, se aleja la posibilidad de que el Congreso apruebe una ley para legalizar a los “Dreamers” este año.

En declaraciones a este diario, Marielena Hincapié, directora ejecutiva de NILC, dijo que se trata de un momento decisivo para definir el limbo legal de miles de “Dreamers”.

“Ese alivio se tiene que dar esta semana, porque cada día que pasa, 122 jóvenes están perdiendo su estatus de DACA y están en peligro de ser detenidos y deportados”,  explicó Hincapié, cuyo grupo representa a muchos de ellos.

“Si esas negociaciones se extienden hasta enero, nosotros como defensores de los inmigrantes, vamos a seguir luchando, no nos vamos a dar por vencidos“, enfatizó Hincapié, quien ve como buena señal que las negociaciones continúan y aún “hay una ventanilla” para lograr un voto esta semana.

Hincapié figuró entre más de un centenar de activistas que hace un par de semanas fueron arrestados en el Capitolio tras un acto de desobediencia civil a favor del “Dream Act”.

La Administración Trump anunció el pasado 5 de septiembre la eliminación de DACA y dio plazo al Congreso hasta el 5 de marzo de 2018 para lograr una solución consensuada.

Sin acción del Congreso para entonces, los “Dreamers” protegidos bajo DACA quedarán expuestos a la deportación una vez que venzan sus permisos. En la actualidad, 122 “Dreamers” están perdiendo a diario sus permisos al no haber podido solicitar una última prórroga el pasado 5 de octubre.

Mañana, más de mil activistas “Dreamers” se desplazarán a distintas oficinas del Capitolio para continuar su campaña de presión a favor del “Dream Act”.