Expertos estiman poco probable que demandas pendientes puedan evitar fin de DACA si no hay “Dream Act”

Si el Congreso no aprueba una ley para seguir protegiendo a cientos de miles de jóvenes con DACA, los tribunales probablemente tampoco lo hagan, explican expertos. No obstante, hay varias demandas pendientes para intentarlo.
Expertos estiman poco probable que demandas pendientes puedan evitar fin de DACA si no hay “Dream Act”
Activistas presionan para que se apruebe el "Dream Act".
Foto: JEWEL SAMAD/AFP/Getty Images

Si el Congreso no llega a un acuerdo para aprobar una medida “Dream” que proteja a cientos de miles de jóvenes que ahora tienen la protección de DACA, ¿podrían hacerlo los tribunales?

 Mientras activistas presionan en Washington para que el Congreso apruebe una legislación que legalice a estos jóvenes, media docena de demandas esperan en las cortes federales, alegando violaciones constitucionales y legales en la suspensión del programa.

Pero aunque los tribunales han puesto coto anteriormente a programas del presidente, varios expertos legales consultados al respecto expresaron serias dudas sobre la capacidad de los jueces de obligar a Estados Unidos a mantener el programa.  

“Las cortes podrían intervenir si hay violaciones de proceso, pero es poco probable”, dijo Karthick Ramakrishnan, politólogo y experto en inmigración de la Universidad de Riverside.

Los tribunales, explicó Ramakrishnan, tienden a favorecer al gobierno federal en temas que son de su discreción ejecutiva, como permisos de trabajo y aplicaciones de las leyes migratorias en general.

“DACA fue diseñado para ser algo temporal y el gobierno tiene la mano ganadora en este asunto”, dijo Ramakrishnan, quien sugirió que esa es justamente la razón por la que activistas pro inmigrantes han puesto tanto énfasis en una solución legislativa.

Benjamin Johnson, director ejecutivo de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA) dijo recientemente que las demandas probablemente “no ayudarían mucho”.

“Tal y como el presidente Barack Obama tenía autoridad ejecutiva de crear DACA, la misma tiene Trump para anularlo”, indicó el abogado.

 Numerosos grupos han presentado acciones legales contra el gobierno de Trump, que el pasado septiembre anunció el fin del Programa de Acción Diferida para Arribados en la Infancia (DACA).  Al menos media docena de demandas fueron presentadas este año en nombre de estados, universidades, empresarios y grupos de jóvenes “DACA”, con el objetivo de impedir el fin definitivo del programa.

DACA, instituido por el ex presidente Obama, protege a más de 800,000 jóvenes indocumentados de la deportación y les ha otorgado permisos de trabajo.

Entretanto, los activistas pro inmigrantes han puesto todo su esfuerzo en impulsar un acuerdo sobre un proyecto legislativo que ofrezca protección a los “Dreamers”, como la mejor y más duradera solución para esta comunidad.

Hasta ahora, semanas de intensa presión y activismo no han logrado su cometido, que era el de incluir la legislación en el proyecto de gastos del gobierno federal antes del receso navideño de los legisladores.