Aspirantes presidenciales bajo agresiones en México

Aspirantes presidenciales bajo agresiones en México
Andrés Manuel López Obrador- Getty/ Archivo
Foto: John Vázquiez Morales / Getty/ Archivo

MEXICO.- Los tres principales aspirantes a la presidencia de la República han sido blancos de ataques físicos y verbales de manera frontal además de descalificaciones dimes y diretes que circulan en redes sociales, de las críticas en medios, las confrontaciones entre simpatizantes y algunos políticos muertos que suman un ambiente hostil en la medida que se acercan las elecciones del 1 de julio.

A Andrés Manuel López Obrador, precandidato de Morena, le poncharon los neumáticos de su vehículo de campaña en plena gira proselitista en la comunidad de Xotxutla, estado de Chiapas, en las últimas horas y a sólo unas semanas de haber sido interrumpido en un acto por seguidores de su otrora aliado, Partido del Trabajo, en el estado de Campeche.

 

“Bajen a ese’’, le gritaron hombres vestidos con camisa roja con el logo del partido que habían logrado colarse hasta el estrado donde el izquierdista lanzaba un discurso, según documentó la prensa local. “Los mandó la mafia del poder’’, respondió en referencia al gobernador Alejandro Moreno, del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Los hombres le dieron la espalda y salieron a empellones del acto para dejar atrás un ambiente sobresaltado: no es la primera vez que opositores a Morena se enfrentan en medio de gritos y consignas con saldos mortales.

En mayo del año pasado, Alfredo Tlaxcaltecatl, de 24 años, un simpatizante de Morena fue asesinado por un partidario del PRI  que sacó la pistola en medio de una trifulca de bandos que se encontraron en la calle al final de un mitin en la sierra Zongolica, de Veracruz. “Hemos sido provocados, acorralados, golpeados y agredidos’’, reconce el líder local del partido Manuel Huerta.

Con  5.5 millones de votantes en la lista nominal, Veracruz es uno de los tres más codiciados por la clase política, después del Estado de México y la capital mexicana.

Justo en la capital veracruzana, Xalapa, fueron atacados en 2016 el aspirante presidencial por el Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya, y otros correligionarios como el senador y ex candidato presidencial Santiago Creel y el actual gobernador Miguel Angel Yúnez, por integrantes de la organización civil Los 400 Pueblos presuntamente enviados por gente del PRI para lanzar pedradas y herir a varios colaboradores.

De acuerdo con analistas políticos y de seguridad como Carlos Antonio Villa, de la Universidad Autónoma de Guadalajara, hay dos elementos que marcan el ambiente de violencia en la vida política actual: el dinero del presupuesto que hay de por medio y la injerencia del crimen organizado en muchas regiones que quieren a los suyos en el poder: hay 3,400 puestos en juego en 30 de los 32 estados.

“No se puede explicar de otro modo tanta muerte en la vida política’’, dijo.

Tan sólo en el mes de diciembre murieron ocho aspirantes a alcaldías en todo el país  y además de decenas de simpatizantes ejecutados en los últimos días, uno de ellos en la Ciudad de México, donde el jefe de Gobierno hizo un llamado a un Pacto de Civilidad que el partido Morena se ha negado a firmar con el argumento de que en sus filas sí respetan la ley.

“No hace falta’’, consideró el sociólogo Armando Bartra.

Pero la realidad dicta otra dinámica. La semana pasada, mientras el pre candidato presidencial José Antonio Meade, del PRI, caminaba por las calles del Centro Histórico tras un encuentro con el candidato del partido al gobierno de la Ciudad, transeúntes partidarios de Morena le echaron a la cara gritos enemigos tales como “corrupto’’, “que viva el Peje’’ y “fuera Meade’’ en una afrenta directa al respeto que todos los políticos claman.