Steve Bannon podría ir a prisión a menos que acepte esta condición

Bannon se sigue negando a colaborar con la investigación de la "Trama Rusa" por órdenes de Trump
Steve Bannon podría ir a prisión a menos que acepte esta condición
Bannon podría ir a la cárcel si no colabora con la investigación de la "Trama Rusa"
Foto: Mario Tama / Getty Images

El ex estratega de cabecera de Donald Trump, Steve Bannon, se ha negado a responder las preguntas de los legisladores sobre la investigación de la “Trama Rusa” lo que tiene a congresistas de ambos partidos sorteando medidas que lo obliguen a hablar.

Tan pronto como esta semana el comité de Inteligencia de la Cámara podría votar para disciplinar o no a Bannon, informó Vox.

Existen tres tipos diferentes de cargos por desacato que podrían usar en contra de Bannon.

El primero podría llevar a que Bannon sea retenido en la propia cárcel del Congreso si se niega a cumplir con su citación. Sin embargo este tipo de medidas no se ha utilizado en el último siglo en EEUU.

La segunda opción sería que el Congreso recurra al Departamento de Justicia para enjuiciar a Bannon por negarse a cumplir con su citación. No obstante esta opción tampoco parece probable según los analistas ya que el Departamento de Justicia tradicionalmente se ha resistido a enjuiciar a los funcionarios de la rama ejecutiva cuando siguen las órdenes del presidente, como ocurre en el caso de Bannon.

Por último existe una vía que podría lograr el cometido. El Congreso podría pedir una orden judicial de un tribunal federal para obligar a que Bannon testifique,  y si el ex funcionario se niega a hacerlo le acarrearía la cárcel.

De esta forma la corte podría mantener a Bannon detenido en la cárcel hasta que acepte cooperar con la orden. Trump no podría perdonar a Bannon si estuviera en la cárcel por ese motivo.

El jueves pasado, durante una reunión a puertas cerradas de cuatro horas con el Comité de Inteligencia de la Cámara, Bannon se negó a cumplir con la mayoría de las preguntas de los legisladores, a excepción de 25 que habían sido preseleccionados por la Casa Blanca. En las semanas previas a esta comparecencia Bannon se había negado a responder las preguntas tres veces seguidas.

Por esta razón miembros del Congreso están enojados por su comportamiento y están empeñados en que hable con el fin de esclarecer los nexos de la campaña del presidente Donald Trump con los rusos.  La investigación del Comité de Inteligencia de la Cámara se desarrolla paralelamente a las investigaciones separadas del Comité de Inteligencia del Senado y el Departamento de Justicia.

El representante republicano Trey Gowdy, miembro del Comité de Inteligencia de la Cámara dijo que no estaba “bien” con la negativa de Bannon a cooperar con las preguntas.

Bannon ha invocado repetidamente el privilegio ejecutivo para justificar su negativa a cooperar plenamente con la investigación de la Cámara de Representantes, un reclamo legal que el presidente puede usar para proteger la confidencialidad de sus conversaciones, y que a veces puede aplicarse a su personal.