El patrimonio de los congresistas de California asciende a 430 millones

Más de la mitad pertenece a Darrell Issa, republicano de Vista que no se postulará para la reelección este otoño
El patrimonio de los congresistas de California asciende a 430 millones
La fortuna de los veinte californianos del Congreso proviene de bienes inmuebles, acciones tecnológicas, carteras de inversión y sus cónyuges
Foto: EFE

California perderá pronto el honor de albergar al hombre más rico del Congreso: aunque más de un tercio de los legisladores en la delegación del Congreso del estado son millonarios, la riqueza de Darrell Issa va un paso por delante. Y es que este republicano de Vista, cuyo patrimonio neto asciende al menos a 283.3 millones de dólares, no se postulará para la reelección este otoño.

Según un análisis de los datos, en el Congreso de California hay veinte millonarios, cuya fortuna proviene de las propiedades inmobiliarias, las acciones tecnológicas, las carteras de inversión y sus cónyuges. Los legisladores no están obligados a divulgar las propiedades que poseen a menos que les supongan ingresos, y tampoco necesitan enumerar sus salarios anuales de 174,000 dólares, poniendo a cada uno de ellos por encima del californiano promedio.

Aunque pueden dar a electores y votantes una idea de cómo viven las personas que los representan en Washington, las cifras son imprecisas, gracias en parte a las reglas de divulgación que permiten a los miembros del Congreso reportar activos utilizando amplios rangos, que comienzan en un dólar y alcanzan 50 millones o más, lo que significa que el patrimonio de Issa podría estar valorado en 283.3 millones, pero también en mucho más. A efectos de esta clasificación, el valor neto de un legislador se calculó restando los pasivos mínimos a los activos mínimos. Así, si alguien reportó inversiones por valor de al menos 10 millones de dólares y una hipoteca de al menos 1 millón, el patrimonio neto mínimo sería valorado en 9 millones.

El valor neto total de la delegación de California fue de al menos 439 millones en 2016, un 14% menos que el año anterior. El Congreso, en general, se hizo más rico. “El patrimonio neto acumulado de senadores y miembros de la Cámara saltó en un quinto… superando las mejores fortunas típicas de los estadounidenses, así como el sólido desempeño de los mercados de inversión durante ese tiempo”, escribe David Hawkings, editor principal delRoll Call, que compiló los datos anuales de The Times.

El patrimonio neto mínimo medio de los miembros del Congreso de California es de unos 497,000 dólares, pero estamos ante datos engañosos, porque no se les exige revelar el valor de sus hogares, a menudo el mayor activo para los estadounidenses. También es difícil comparar legisladores con sus electores, ya que el censo y otras fuentes de datos evalúan los ingresos, no activos y pasivos.

En algunos casos, las revelaciones ofrecen una idea de las finanzas personales de los políticos, incluyendo hipotecas, préstamos estudiantiles y planes de pensiones. Dos republicanos de California parecen haber pagado hipotecas para subir en el ranking. El líder de la mayoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy de Bakersfield, estuvo en territorio negativo en 2015, pero salió de la lista roja en 2016 porque ya no tenía una hipoteca de 100,000 dólares. Él es ahora el 38º miembro más rico de la delegación. La representante demócrata Mimi Walters, de Irvine, vio aumentar su valor neto mínimo porque no incluyó una hipoteca de 1 millón de dólares de Nationstar. El representante Mark DeSaulnier (D-Concord) bajó 10 lugares en el ranking porque agregó nuevas hipotecas por unos 350,000.

Las elecciones de 2016 barrieron a varios miembros nuevos, agregando al menos 30 millones al valor neto mínimo de toda la delegación de 55 personas. Eso es mucho más que el valor neto de 3 millones de los legisladores de California que abandonaron el Congreso. Dos novatos lograron colarse en la lista: los representantes Ro Khanna (D-Fremont) y Lou Correa (D-Santa Ana). Khanna, con un patrimonio neto mínimo de 27 millones, debutó en la lista como el cuarto miembro más rico del Congreso en California. Su esposa, Ritu Khanna, posee más del 99% de los activos totales reportados por el congresista. Su padre, Monte Ahuja, es fundador y CEO de Transtar Industries Inc., un distribuidor de transmisiones. La familia también es propietaria de Mura Holdings, una firma de inversión.

Hay 15 legisladores cuyo patrimonio neto muestra territorio negativo, gracias principalmente a hipotecas y líneas de crédito. El representante republicano David Valadao de Hanford, productor de lácteos, ha sido durante mucho tiempo el miembro más “pobre” del Congreso. Sus lecherías Valadao y Triple V se enumeran como activos por valor de unos 2 millones, pero también enlistó al menos 17 millones en líneas de crédito para tierras agrícolas y equipos agrícolas. Diez miembros de la delegación informaron que debían préstamos estudiantiles en 2016 por un total de 375,000 dólares. El representante Raúl Ruiz, un ex médico de urgencias, es responsable de la mayor parte de esa deuda. El demócrata de Palm Desert enumeró una responsabilidad de préstamo estudiantil de entre 100,001 y 250,000.

Ya que Darrell Issa no se postulará a la reelección, California perderá el honor de albergar al congresista más rico

Darrell Issa, quien amasó su fortuna como fundador de un gigante de alarmas de automóviles, vio su riqueza personal disminuir al menos en 38.7 millones en 2016. Abrió una línea de crédito de 25 millones de UBS, aumentando sus pasivos totales. También dejó de mencionar tres fondos de inversión por un valor de al menos 5 millones. Entre los activos de Issa se encuentra Ocean Collection, una cartera inmobiliaria de más de 10 propiedades comerciales diferentes en Carlsbad, que le reportó entre 5 y 25 millones en ingresos por alquileres.

La senadora Dianne Feinstein es la segunda californiana más rica en el Congreso y está clasificada como la décima persona más rica de todos sus compañeros. También es la mujer más rica del Congreso, según Roll Call. La Demócrata, que afronta la reelección este otoño, incrementó su valor neto mínimo en al menos 13 millones, revelando 61.5 millones en activos para 2016. Carlton Hotel Properties LP, que es propiedad conjunta de Feinstein y su esposo Richard Blum, sufrió en 2016 un aumento de valor de 20 millones, cinco veces más de lo que informó el año anterior. Su única responsabilidad reportada es una hipoteca de al menos un millón. Blum reportó un préstamo y una línea de crédito de al menos 2 millones.

La líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-San Francisco), está en el quinto puesto, a pesar de una disminución de 11 millones de dólares en activos. Su esposo, Paul Pelosi, reveló previamente un activo por valor de al menos 10 millones en el equipo de Sacramento Mountain Lions de la ahora desaparecida United Football League. El equipo no figuraba en los formularios 2016 de Pelosi. Paul Pelosi también descargó aproximadamente 4.5 millones en inversiones en Salesforce.

Nancy Pelosi enumeró diez propiedades, por valor de al menos 23 millones. Con la excepción de una finca y un viñedo de St. Helena en Zinfandel Lane a orillas del río Napa con un valor de al menos cinco millones, el resto de sus propiedades pertenece a su esposo. Ella reportó hipotecas múltiples como pasivos. Uno de los fuegos que asoló el norte de California en octubre se detuvo a menos de cuatro millas del viñedo Pelosi. “Es como un infierno, uno pensaría que fue bombardeado”, dijo Pelosi al Times el otoño pasado.

Pelosi y su esposo también obtuvieron ingresos por alquiler en 2016 de una casa adosada cerca de la estación de esquí Sugar Bowl en Norden. Los formularios indican que vendieron esa casa al final del año por un monto entre uno y cinco millones. Los registros muestran que se vendió por 1.53 millones. También enumeraron la venta de bienes inmuebles en Napa Valley por entre medio millón y un millón. Los registros muestran que la venta fue por 600,000 dólares. En 2016, Paul Pelosi poseía al menos 1.5 millones en acciones de Apple, reportó una inversión de al menos un millón en Walt Disney Co. y poseía al menos medio millón en acciones de Facebook.

Escribiendo en Roll Call, Hawkings y Paul V. Fontelo señalan que “el control de la precisión de estos informes parece ser irregular”, con errores que no ganan más que cartas oficiales de un panel de ética que pide al legislador que presente una enmienda. Tampoco hay un estándar para la forma de rellenar los formularios. Algunos están escritos a mano con cientos de nombres de inversiones difíciles de descifrar. Y, como cualquier cosa que use números, puede haber errores.

Por ejemplo, The Times detectó un error cometido por el representante Scott Peters (D-San Diego). Los reporteros notaron que su riqueza parecía haber caído en 50 millones debido a que un fondo de inversión de su esposa, Lynn Gorguze, se vendió en noviembre de 2016. Los ayudantes de Peters dijeron el viernes que el fondo se tabuló incorrectamente en 2015 y en realidad se valoró em un millón ese año, con lo que su riqueza solo bajó un poco, y que Peters presentará una enmienda a la divulgación. De todos modos, su patrimonio neto mínimo es tan alto que, incluso con la corrección, sigue siendo el tercer californiano más rico del Congreso.