Jugadores del Tri pierden la paciencia y se lanzan contra Osorio

Futbolistas se pronuncian en contra de las rotaciones y el esquema táctico del técnico de la selección mexicana
Jugadores del Tri pierden la paciencia y se lanzan contra Osorio
Andrés Guardado se manifestó en contra de las rotaciones de Juan Carlos Osorio
Foto: Imago 7

Luego de la derrota ante Croacia por la mínima diferencia en el amistoso del pasado martes, algunos jugadores de la selección mexicana perdieron la paciencia y se pronunciaron en contra de las rotaciones del técnico Juan Carlos Osorio.

De acuerdo con el diario Récord, los futbolistas Andrés Guardado, Rodolfo Pizarro y Guillermo Ochoa son algunos de los integrantes del Tricolor que manifestaron su molestia con el esquema táctico del estratega colombiano, cuando faltan dos meses y medio para que arranque el Mundial de Rusia 2o18.

“Fue difícil la táctica, fue una táctica que no había entrenado tanto y estoy un poco triste, esperaba hacer más cosas, me hubiera gustado jugar un poco mejor, ser más participativo, no toqué muchos balones”, explicó el mediocampista de las Chivas del Guadalajara, Rodolfo Pizarro.

“Haremos nuestro análisis del partido, de lo que se hizo bien, de qué se puede mejorar y en términos finales, fueron unos partidos que van a servir muchísimo porque fueron dos con estilos muy diferentes. Vamos a verlo conscientes de lo que hicimos mal y que no fue nuestro mejor partido”, señaló por su parte el “Principito” Guardado, quien milita en el Real Betis de La Liga de España.

“Creo que esto es una buena llamada de atención, es un partido de práctica que también sirve para que el profe tome sus decisiones en la lista final, vea gente que pueda ayudar y en la siguiente (lista) ya no experimentar”, advirtió el portero del Tricolor y del Standard de Lieja, Memo Ochoa.

México culminó la reciente Fecha FIFA con un saldo de un triunfo 3-0 sobre Islandia y una derrota 0-1 ante Croacia. Juan Carlos Osorio también fue enfático al reiterar que las rotaciones se mantendrán incluso en la Copa Mundial, situación que empieza a generar hartazgo entre la afición y los propios futbolistas.