Pierde la mitad de su peso corporal gracias a los incendios forestales

Un estilo de vida saludable puede llevar a conseguir una mejora física aunque parezca imposible

Tony Bussey ha perdido 326 libras en dos años. Atribuye su transformación a los incendios forestales que azotaron Fort McMurray en 2016.

Justo cuando todos decían que el fuego había disminuido, Bussey y otros trabajadores fueron enviados de regreso al área para evaluar el daño, y luego los incendios volvieron a levantarse.

Se enviaron aviones para evacuar el área. Bussey fue conducido al frente de la fila de pasajeros debido a su peso. Aunque Bussey dice que se había acostumbrado a las miradas  por su tamaño, tocó fondo cuando tuvo que ocupar dos asientos de avión.

Al darse cuenta de que estaba ocupando un asiento valioso en el avión, decidió bajar de peso.

En ese momento, Bussey pesaba 567 libras y vestía pantalones de talla 66. Inmediatamente después de regresar a su hotel, comenzó a pedir comidas más saludables. Él comenzó a ejercitar 5 minutos por día; luego 10 minutos al día.

“Hace dos años, apenas podía caminar hacia mi automóvil”, dice el piloto de 43 años. “Apenas cabía en mi automóvil”.

Después de perder la mitad de su peso corporal, ahora pesa 241 libras. 30 de esas libras es simplemente exceso de piel, que pronto planea extirpar quirúrgicamente.

A continuación, quiere unirse a un gimnasio, correr un maratón en el tercer aniversario de su pérdida de peso y ponerse al día con todos los viajes que se ha perdido a lo largo de los años.

Alrededor de la web