México también envía tropas… ¡a la frontera sur!

Para frenar la llegada de indocumentados centroamericanos
México también envía tropas… ¡a la frontera sur!
Ejército mexicano. EFE/Archivo
Foto: EFE

MEXICO.- La decisión del gobierno mexicano de enviar más tropas de gendarmería a la frontera sur —particularmente al estado de Chiapas, donde se detiene al 40% de los indocumentados— contradice el pedido del legislativo federal que solicitó en las últimas horas dejar de cooperar con Estados Unidos en materia migratoria.

“Vamos a reforzar la seguridad con más elementos de la Gendarmería que nos habrá de enviar la Secretaría de Gobernación”, dijo el gobernador de Chiapas Manuel Velasco  a través de su cuenta de la red social Facebook aunque no reveló información sobre el número ni las fechas en que serán enviados.

En 2017, el Instituto Nacional de Migración detuvo en Chiapas 37, 789 inmigrantes que devolvió a sus países por falta de documentación, según sus las cifras oficiales.

El envío de elementos de la Gendarmería — una institución que creo el presidente Enrique Peña Nieto—, no es algo nuevo: periódicamente completan las labores de los agentes  migratorios y las policías presentes en la región que incluye a federales, estatales y municipales; operaciones de inteligencia del Centro de Información y Seguridad Nacional y del Ejército.

En la más reciente  sesión de trabajo del pasado martes, el Grupo de Coordinación Chiapas —que integra a todas esas instituciones— el Secretario General de Gobierno, Mario Carlos Culebro, informó que focalizarán las acciones en 20 municipios y continuarán con el plan de inaugurar un nuevo cuartel militar en el municipio de Chicomuselo, a 25 kilómetros de Guatemala.

“Esto es totalmente opuesto a lo que solicitó el Senado’’, advirtió José Jacques, ex diputado migrante y cofundador de la organización Movimiento Migrante Mesoamericano.

En un pronunciamiento por escrito sobre la relación México- Estados Unidos, la Cámara Alta lamentó la soberbia del presidente Donald Trump quien la semana pasada descalificó el apoyo mexicano para frenar el flujo migratorio y en la ayuda para frenar las causas del éxodo en el Triángulo del Norte y envió a elementos de la Guardia Nacional a la frontera con México.

“Solicitamos al gobierno de la república suspender la cooperación bilateral con Estados Unidos de América en materia de migración y lucha contra la delincuencia transnacional  en tanto Trump no se conduzca con la civilidad y el respeto que el pueblo de Mexico merece’’, detalló el documento del Senado contrario al envió de policías mexicanos al sur.

Para Leticia Calderón, analista del Instituto Mora, el envío de tropas de México a Chiapas —al estilo Trump— en esta coyuntura  no abona a la discusión sino que es una muestra de lo ceñido que está el gobierno mexicano. “Es el peor mensaje que se puede enviar: una sumisión total al discurso del presidente de EEUU’’, advirtió.

Calderón, fundadora del sitio de análisis del tema www.migrantologos.com,   consideró urgente empezar en México con una política clara y de largo plazo que atienda de fondo el tema migratorio. “No podemos responder sólo a momentos coyunturales como el incremento de niños en tránsito  de 2014 o el asesinato de los 72 (en San Fernando, Tamaulipas)