El mayor miedo de Trump vuelve a quedar al descubierto

Juez rechaza petición de Trump para bloquear el acceso a los materiales incautados a su abogado
El mayor miedo de Trump vuelve a quedar al descubierto
El FBI incautó documentos y una copia del disco duro de las computadoras del abogado personal de Trump, lo que preocupa al magnate
Foto: Olivier Douliery / Getty Images

Las noticias no son nada buenas para el presidente Donald Trump luego de que el mandatario intentara que un juez bloqueara el acceso a las autoridades de los materiales incautados a su abogado, Michael Cohen.

Este lunes el juez Kimba Wood de la Corte federal de distrito de Manhattan negó la maniobra de Trump y de su abogado personal  para evitar que los fiscales revisen los materiales que el FBI se incautó de su oficina, hogar y habitación de hotel la semana pasada, según varios informes.

El equipo legal de Cohen había pedido una orden de restricción temporal para que pudieran revisar los archivos y luego entregar a los fiscales aquellos que eran “elementos receptivos y no privilegiados”, una solicitud que el gobierno calificó sin precedentes.

Pero en una victoria para Cohen, Wood ordenó al gobierno crear una base de datos de lo que fue tomado de Cohen y compartirlo con su equipo legal, según The Associated Press.

En principio, los documentos estaban ligados al pago de 130,000 dólares que Cohen hizo a la actriz porno conocida como Stormy Daniels para que mantuviera en silencio el romance que supuestamente tuvo en 2006 con Trump.

No obstante, la jueza dejó abierta la puerta a que se nombre un mediador especial para que asista a los fiscales y revise la posibilidad de que los documentos puedan llegar a lesionar la privacidad de la relación entre abogado y cliente.

“Tengo fe en los fiscales del Distrito Sur, y su integridad es intachable”, afirmó la jueza en el tribunal, según reprodujeron medios locales.

Entre los materiales que fueron incautados por los agentes del FBI se encuentran documentos y una copia del disco duro de ordenadores de las oficinas del abogado personal de Trump.

Durante la audiencia, en la que estaban presentes tanto Cohen como la actriz porno, se conoció la identidad de una tercera persona que también llegó a defender Cohen y que sus abogados habían insistido en mantener en secreto.

Se trata del famoso comentarista político de la cadena Fox Sean Hannity, aunque se desconoce qué tipo de gestión hizo en su favor el abogado personal de Trump.

Además de representar al ahora gobernante en el caso de la actriz porno, Cohen realizó actividades parecidas en favor del recaudador de fondos del Partido Republicano Elliott Broidy.

Según medios locales, Cohen pagó 1.6 millones de dólares a la exmodelo de Playboy Keith Davidson para que mantuviera en secreto una aventura con Broidy, que terminó en embarazo.

Pero cuando surgió el nombre de Hannity en la vista judicial de hoy no se indicó en qué tipo de representación actuó Cohen.

Hannity es considerado como uno de los más cercanos asesores de Trump y uno de sus principales defensores en los medios de comunicación. El gobernante, a su vez, con frecuencia ha destacado los puntos de vista del comentarista político.

En un comunicado difundido por éste último, Hannity rechazó que Cohen lo haya representado y negó que le haya pagado honorarios.

En las pesquisas que se realizan sobre el abogado personal de Trump, según medios estadounidenses, Cohen está siendo investigado por la posibilidad de que haya cometido los delitos de infracción de las leyes de financiación de campañas electorales y fraude bancario.

Con información de EFE