La crueldad animal es un crimen muy penado en California

Un hombre recibe sentencia por matar a un loro; otro por vender estatuas de marfil
La crueldad animal es un crimen muy penado en California
Confiscados: 7 colmillos de marfil, un cuerno de hipopótamo y 7 bolsos hechos con pieles de avestruz y cocodrilo, entre otros.
Foto: AP

La semana pasada, un hombre de 18 años declinó disputar los cargos de matar a un loro, por lo que un juez de la Corte Superior de Los Ángeles lo sentenció a cinco años de libertad condicional.

A Edward Cervantes también se le ordenó asistir a 48 clases de crueldad animal y completer 30 días de servicio con el Departamento de Transporte de California (Caltrans),  mantenerse alejado de los dueños del ave y recompensarlos por $3,272 dólares.

Además, bajo su acuerdo de libertad permitida, debe obtener un empleo de tiempo completo y registrarse en la escuela.
Según la Fiscalía, Cervantes se había estado quedando en una casa de la cuaddra 1300 al oeste del Bulevar Ocean en Long Beach cuando sucedió el hecho.

La noche del 26 de diciembre de 2017, Cervantes tuvo una fuerte discusión con sus anfitriones y luego atacó al loro amazónico cabeza amarilla.

La Policía de Long Beach lo arrestó poco después.

El caso ilustra el hecho que la crueldad animal es penada, y a veces severamente, en California. Y en el caso de Cervantes, también le costará caro.

Pero no es el único suceso penal reciente que involucra a animales.

El procurador de Los Ángeles, Mike Feuer, anunció hace poco que un jurado declaró culpable a un hombre de 48 años por cargos menores de vender marfil de elevante.

Oleg Chakhov fue sentenciado a 10 días en la cárcel del condado y pasará tres años en libertad condicional, así como realizar 30 días de servicio comunitario, entregar todo el marfil en su posesión y tiene prohibido venderlo o adquirirlo.

El marfil es muy codiciado como artículo de lujo y se vende hasta por $730 dólares el kilo.

“Vender marfil no es solo ilegal, es inmoral”, declaró Feuer.  “La venta de marfil es abominable, con consecuencias devastadoras que amenazan la población de elefantes que cada día disminuye más. Esta convicción envía el fuerte mensaje a aquellos que piensen en vender marfil en el mercado negro – los encontraremos y los enjuiciaremos”.

Las autoridades empezaron a investigar a Chakhov en marzo de 2017 cuando agentes del Departamento de Pesca y Vida Silvestre de California vieron varias estatuas de marfil en venta por Internet. Al contactar al vendedor y pedirle una reunión en persona, Chakhov llegó consigo nueve estatuas que pretendía vendor por $3,000 dólares. Al final les vendió dos a los agentes encubiertos por $800 dólares.

La compra y venta de marfil fue prohibida en California después que la Asamblea estatal aprobó la medida AB96 en 2015.

La primera violación a la ley es un delito menor que acarrea castigos de entre $1,000 y $4,000 dólares, dependiendo del valor del marfil en venta.