Empresario mexicano condenado a la cárcel deberá devolver 21 millones de dólares

Carlos Djemal Nehmad se hizo multimillonario por medio de empresas fantasmas en México y EEUU
Empresario mexicano condenado a la cárcel deberá devolver 21 millones de dólares
El sospechoso es acusado de disparar contra cinco personas.
Foto: Archivo / La Opinión

Un empresario mexicano fue condenado hoy en Nueva York a cumplir seis años de prisión por orquestar un esquema que obtuvo 20 millones de dólares del fisco de su país a través de la creación de empresas fantasmas en México y Estados Unidos, informó la Fiscalía federal.

Además, Carlos Djemal Nehmad, que se declaró culpable en el 2017 de fraude electrónico, deberá devolver 21 millones de dólares, obras de arte, así como sus acciones a InvestaBank, entidad mexicana de la cual fue uno de sus dueños.

Djemal Nehmad fue arrestado en Chicago en noviembre del 2016 junto a otras tres personas acusadas de blanqueo de más de 100 millones de dólares y por participar en un esquema para obtener de forma fraudulenta reembolsos de impuestos del Gobierno mexicano, de los que inicialmente se había declarado no culpable.

La Fiscalía federal para el distrito sur de Nueva York, en Manhattan, recordó en un comunicado que entre junio del 2011 y mayo de 2016 el ahora convicto fraguó un esquema para defraudar al Gobierno de México en relación con el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

El IVA se impone a los bienes vendidos de una empresa mexicana a otra, pero cuando esos bienes (como los celulares) son exportados ese gravamen se devuelve al exportador.

Según las autoridades, el ahora convicto creó compañías en México y reclutó personal en Estados Unidos para docenas de empresas pantalla que estableció, que presuntamente hacían negocios con importadores y exportadores de teléfonos móviles.

De esa manera obtendría fraudulentamente el reembolso del IVA del Gobierno mexicano, recordó la Fiscalía en el comunicado.

Djemal Nehmad y sus conspiradores en este caso compraban a otras compañías en México móviles que estaban fuera de circulación.

Como parte del esquema, se crearon falsas facturas y documentos de exportación a sus empresas fantasma en Estados Unidos en las que se infló el precio de los móviles para obtener así mayor reembolso del IVA.

Una vez los teléfonos llegaban a Estados Unidos eran transferidos a sus empresas pantalla en el país y regresados a otras compañías similares de sus conspiradores en México.

Los móviles se mantenían en circulación entre un país y el otro y obtenían múltiples reembolsos por el mismo teléfono.

Para crear la apariencia de “legitimidad”, cada transferencia de teléfonos estuvo generalmente acompañada por una transferencia de fondos a cuentas de las empresas pantalla en México que administraban sus cómplices.

Entre junio del 2011 y mayo del 2016, Djemal y sus cómplices trasladaron más de 100 millones de dólares en docenas de cuentas, algunas de ellas en instituciones bancarias en el distrito sur en Manhattan.

Al terminar su condena de seis años en prisión, deberá cumplir con otros tres años de libertad condicionada.

Tras su arresto en noviembre del 2016, Djemal Nehmad obtuvo su libertad en marzo del 2017 bajo fianza de cinco millones de dólares garantizada con varias propiedades en Estados Unidos y un millón de dólares en efectivo.

“Djemal Nehmad creó una red internacional de compañías fantasma en Estados Unidos y México para defraudar al Gobierno de México en millones de dólares. La sentencia de hoy es el costo de su intento de usar el sistema financiero estadounidense para cometer el fraude“, dijo en el comunicado el fiscal Geoffrey S. Berman.