Así se metió el crimen organizado en las campañas electorales de México

La familia de uno de los últimos candidatos asesinados asegura que los criminales ponen a un aliado y matan a los rivales que sean más populares
Así se metió el crimen organizado en las campañas electorales de México
Una de las palabras que más se repiten en las elecciones de México es corrupción.
Foto: AFP

MÉXICO – Yasser Gómez rompió en llanto y comenzó a grabarse a sí mismo para Facebook. Fue un discurso de no más de un minuto, pero dejó claro lo que pocas familias están dispuestas a revelar: que a su tío Omar Gómez, candidato a la alcaldía de Aguililla, Michoacán, lo mataron para quedarse con el puesto.

Acusó directamente a gente del rival electoral Osvaldo Maldonado, aspirante por el PRI. “El será responsable de todas las consecuencias que se puedan desencadenar‘‘, amenazó

El muchacho no dio detalles de qué tipo de consecuencias, si habría una venganza o se refería a la democracia, sin embargo, a decir de líderes de partidos de diversos estados el escenario los siguientes escenarios cuando asesinan u obligan a aspirantes a dimitir no son lo mejor para la población.

Uno es que el crimen organizado se apodera de un municipio, otro es que se afiance si no estaba totalmente controlado o que comience una guerra de territorio si había ya instalado previamente otra organización criminal porque colocan al mando a sus candidatos, que después los protegen oficialmente.

Cifras de los institutos electorales de los estados revelan que cerca de un millar de aspirantes a un puesto político han renunciado después de intimidaciones de todo tipo: telefónicas, presenciales, por correos, a través de familiares y seres queridos de los candidatos a las presidencias municipales, diputaciones, sindicaturas, regidurías, senadurías.

Los estados con mayor número de puestos abandonados por miedo a ser asesinados  son Oaxaca, con 306; Estado de México, 225; Michoacán 114;  Chihuahua, 80 y Guerrero con 24. Además de las más de 100 muertes que reporta la consultora, aunque el gobierno reconoce 34 sin dar detalles del perfil de puesto.

“Es claro que con las amenazas el crimen organizado quiere favorecer a quienes sí los reconocen‘‘, dijo el presidente del Comité Directivo del PRI en Guerrero, Heriberto Huicochea.  “En los distritos donde nosotros llevamos un amplio margen de ganar, por ejemplo, los candidatos reciben llamadas, mensajes y hasta lonas en las que se les intimida para que renuncien a sus aspiraciones‘‘.

Entre los amenazados, algunos deciden hacer pública la denuncia como Omar Jalil Flores Majul y José Aberto Arce Rodríguez, quienes aspiran a ser candidatos a la diputación local por el distrito 21 de Taxco y a la presidencia municipal de Tetipac, o el alcalde de Ixcateopan  Víctor Delgado, quien encontró un mensaje en su vehículo particular en el que se le exigía cubrir un pago de 100 mil pesos a cambio de la vida de su esposa.

En otras entidades, los partidos políticos sólo se han limitado a pedir protección a las autoridades sin detallar públicamente para quién, y en otros lugares, como en  Michoacán o Chiahuahua, han optado por renunciar en masa como bien explica el secretario ejecutivo del Instituto Estatal Electoral (IEE), Guillermo Sierra.

“Los candidatos si no se sienten seguros se van: tan solo en la última reunión extraordinaria de la institución fueron aprobadas la renuncia y sustitución de 39 candidatos de diversas demarcaciones“.

El analista político de la Universidad Nacional Autónoma de México, Ulises Corona, advirtió que en los últimos días antes de la elección electoral se tensará aún más el ambiente y habrá más violencia. “Hay muchas elecciones en juego‘‘.

El riesgo es tal que la presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial hizo un llamado a las autoridades de “garantizar la paz“ de los candidatos.