Mujer llama a la policía para denunciar a una niña de 8 años que vende agua

En reaildad es ilegal montar un puesto en plena calle sin pagar antes una licencia
Mujer llama a la policía para denunciar a una niña de 8 años que vende agua
Un niño recauda fondos vendiendo limonada para la enfermedad de su hermano pequeño
Foto: Screenshot Inside Edition.

Allison Ettel, una mujer blanca en California está siendo muy criticada después de que apareciera en las redes sociales un video en el que presuntamente llamaba a la policía para denunciar una niña negra de 8 años por vender agua sin un permiso.

La madre de la niña, Erin Austin, publicó un video del incidente en su cuenta de Instagram, el pasado sábado. En el video se ve cómo Ettel -la mujer que supuestamente llama a la policía-está al teléfono mientras Austin la confronta por su actitud.

“Esta mujer no quiere que una niña venda agua”, le dice Austin a Ettel en el video.

En el momento en el que se das cuenta de que está siendo grabada, Ettel se oculta para seguir hablando con la policía.

Austin le dijo a All the Moms que su hija estaba vendiendo botellas de agua afuera de su edificio de apartamentos, que está al otro lado de la calle del AT & T Stadium, donde el equipo de los Giants  estaban jugando ese día.

Supuestamente, Ettel se acercó a la niña de 8 años, Jordan, y le preguntó si tenía un permiso para vender.

El video ha sido visto casi 1 millón de veces en Instagram. Ettel ha sido apodada “Permit Patty” en las redes sociales.

Ettel creó una cuenta de Instagram para abordar la situación después de recibir lo que ella calificó como “mensajes negativos”.

“Por favor entiendan. NO estoy en contra del emprendimiento femenino.  Y no soy racista “, escribió Ettel en Instagram.” Estoy contra el comportamiento ilegal y las prácticas desleales “, escribió en el post.

Según informes, Ettel también le dijo al Huffington Post que el incidente tenía que ver con la cantidad de ruido que presuntamente hacían la niña de 8 años y su madre.

Después del incidente, y según la denunciante le contó al periódico, está recibiendo amenazas de muerte.