Sin hablar de los temas más polémicos, candidatos concluyen campañas

El cierre de campaña electoral en México destaca a los 4 principales candidatos a la presidencia
Sin hablar de los temas más polémicos, candidatos concluyen campañas
Elecciones en México
Foto: Getty Images

MÉXICO – Los tres principales candidatos presidenciales cerrarán sus campañas políticas este miércoles arropados donde son queridos y sus partidos tienen fuerza porque son gobernados por sí mismos; es decir, en donde serán vitoreados y sin asomo alguno de cuestionamientos sobre temas polémicos, como la legalización de las drogas o el aborto, los grandes ausentes al que ninguno dio ni un sí ni un no.

Y aunque hay un favorito en las encuestas (Andrés Manuel López Obrador, de Juntos Haremos Historia, quien omitió el compromiso de independizar las procuradurías de justicia), los analistas se dividen en opiniones entre si esta tendencia es irreversible o ya es un hecho consolidado dados los 20 puntos porcentuales que lo separan de sus rivales Ricardo Anaya Cortés, de Por México al Frente, y José Antonio Meade Kuribreña, de Todos por México.

“No hay una sola encuesta que no lo ponga en primer lugar, la posibilidad es muy muy grande“, dijo Javier Oliva, analista político de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). “Dificilmente le ganarían los demás “.

Desde otra óptica, Santiago Balboa, politólogo de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, consideró que aún con la delantera en todas las encuestas no se puede cantar  victoria.  “En una ‘democracia‘, entre comillas, tan inestable como la nuestra, todo puede pasar: desde un fraude o una coincidencia colectiva por colarse en el último momento al candidato menos esperado“.

Mientras tanto todos los candidatos echarán la casa por la ventana en sus respectivas trincheras para cerrar con broche de oro entre bailes, retórica, resúmenes de propuestas -la mayoría de las cuales dependerán del congreso, no de ellos- y un votante esperanzado  en que una sola persona resolverá todos los problemas del país.

Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco‘‘ adelantó el pasado domingo su evento estelar de clausura en la Macro Plaza de la ciudad de Monterret, el bastión que lo llevó a ser el primer gobernador sin partido (independiente) de todo el país, y faltan tres.

Ricardo Anaya cerrará su campaña este 27 de junio en la ciudad más conservadora de México, bastión de la iglesia católica (cuando el papa Benedicto XVI visitó México realizó ahí su principal homilía): León, Guanajuato, el estado gobernado por el Partido Acción Nacional desde hace casi tres décadas.

Por su parte, Andrés Manuel López Obrador, apuesta a un giro importante este miércoles en el Estadio Azteca como un símbolo: el recinto es propiedad de Televisa, una empresa que tradicionalmente ha apoyado a candidatos priistas y panistas. En el lugar cantará Belinda y otros grupos que Emilio Azcárraga, dueño de la televisora, ha ayudado a encumbrar.

Más lejos del centro, José Antonio Meade, emitirá su último mensaje en Coahuila, también el 27 de junio. El estado norteño es uno de los más fieles priistas: ahí nunca ha perdido una elección a la gubernatura y por ello el candidato puede consolidar su mensaje de que él hará un cambio, “pero con rumbo, certidumbre, conocimientos y experiencia probada“.

Pero más allá del remate electoral, los analistas califican a estas elecciones como muy diferentes frente a un electorado confuso: “Los priistas no se sienten identificados con su candidato porque no es militante; los perredistas le apuestan a un partido que está por desaparecer; Anaya ha fragmentado al PAN; y Morena ya comienza a desprenderse de los elementos o personajes que no gustan en su campaña“, observó Oliva.

Por otro lado, los candidatos han dicho pocas cosas contundentes para diferenciarse: se copian los unos a los otros y apuestan más a las emociones (el tema de corrupción) que al intelecto de la gente, agrega Balboa. “No hay un ganador en la campaña; cada uno dirigió el discurso que siempre ha tenido“.