¿Quiénes son los cuatro técnicos semifinalistas en Rusia 2018?

Impensados pero llenos de mérito, así son los timoneles que buscan un lugar para sus selecciones en la gran final del Mundial
¿Quiénes son los cuatro técnicos semifinalistas en Rusia 2018?
Los entrenadores de las selecciones semifinalistas del Mundial Rusia 2018.
Foto: Especial / EFE

MOSCÚ, Rusia – El Mundial de Rusia se encuentra en la fase semifinal y los protagonistas son inesperados, pero no faltos de crédito o mérito.

Bien dice un refrán que “No hace falta haber sido caballo para ser un buen jinete”. Cuando al llegar al Milán, procedente del Parma, a Arrigo Sacchi se le comenzó a llamar “Don Nadie”, por no tener pasado como futbolista de elite, el técnico que revolucionó el fútbol de los 90 explicó de esa forma cómo se puede ser un buen entrenador sin necesidad de haber sido un renombrado jugador.

Ahora, en las semifinales del Mundial, se enfrentan dos grandes “exjugadores” contra otros dos exfutbolistas que no alcanzaron el éxito internacional.

DESCHAMPS vs ROBERTO MARTÍNEZ

A Didier Deschamps, Eric Cantona le llamaba el “aguador”. Era el que hacía el trabajo sucio en el centro del campo francés, el jugador indispensable para que brillase Zinedine Zidane o Youri Djorkaeff y, por eso, fue internacional en 103 ocasiones y capitaneó a la selección que conquistó el título mundial en 1998. Fue el segundo jugador, tras Franz Beckenbauer y antes que Iker Casillas, en alzar como capitán la copa de Campeón del Mundo, de Campeón de Europa y de la Liga de Campeones.

Su llegada a la selección francesa, tras pasar por Mónaco, Juventus y Marsella, dio a los “Bleus” la estabilidad que habían perdido desde que conquistaron la Eurocopa 2000. Deschamps reconstruyó el equipo, rozó la gloria en la Eurocopa 2016 y resolvió con contundencia la mayor crisis; fue inflexible con Karim Benzema cuando éste fue investigado por la justicia por una posible extorsión a su compañero de selección Mathieu Valbuena.

Roberto Martínez es más conocido en el Reino Unido que en España, porque su carrera profesional, primero como jugador y después como entrenador se forjó en Gran Bretaña. Como jugador sólo llegó a disputar un partido en la Primera División española. Luego, emigró y se ganó el respeto del fútbol británico. Primero como jugador y luego como entrenador. Desde el banquillo fue creciendo con el Wigan, el Swansea y el Everton, hasta ser reclutado por Bélgica para convertir en realidades las promesas incumplidas de una brillante generación.

El caché que le podía faltar de su etapa de jugador lo aporta Thierry Henry, al que reclutó como asistente y que le ha ayudado a transformar a un jugador como Romelu Lukaku.

Elogiado por la forma como lee los partidos, Roberto Martínez también dio un golpe de autoridad al no convocar para el Mundial al díscolo Radja Nainggolan toda una estrella que solía ser una fuente de conflictos.

GARETH SOUTHGATE vs ZLATKO DALIC

Gareth Southgate y Zlatko Dalic comparten una trayectoria similar como seleccionadores. Ambos llegaron como solución de emergencia y se han convertido en el mejor remedio.

Southgate tiene a sus espaldas más de 500 partidos de Liga como jugador. El defensa, que pasó por el Crystal Palace, el Aston Villa y el Middlesbrough, fue internacional de 1995 a 2004, pero cargó en su trayectoria con un fallo en un penalti en la Eurocopa de 1996, ante Alemania en Wembley, que evitó que Inglaterra llegase a la final.

Era el entrenador de los sub’21 cuando la FA pensó en él para los “pross”, mientras buscaba un sustituto a Sam Allardyce. Lo hizo tan bien que se quedó con el cargo.

A su llegada dio un golpe en la mesa. Jubiló a la “vieja guardia”, con Wayne Rooney a la cabeza, y fue dando entrada a aquellos a los que había dirigido en la sub’21.

A Zlatko Dalic, sin embargo, apenas le respalda su carrera como jugador profesional en su país. Centrocampista del Varteks, Hadjuk, Velez Mostar, que nunca trascendió. Emigró pronto como entrenador a Albania, Arabia Saudi y Emiratos Árabes, antes de que la federación croata le entregase la sub’21 y, Davor Suker pensase en él para enderezar la fase de clasificación mundialista.

Al poco de llegar a Rusia, dio un golpe de autoridad al expulsar de la concentración a Nikola Kalinic, por negarse a entrar en el campo en el tramo final del partido contra Nigeria. Envió con ello un mensaje a sus estrellas; ninguno de ellos está por encima del equipo.