Dos hermanos padecen el mismo extraño cáncer y los médicos no dan crédito

El meduloblastoma es un tumor canceroso que tiende a diseminarse a otras partes del cerebro y a la médula espinal

Dos hermanos padecen el mismo extraño cáncer y los médicos no dan crédito
Foto: CBS

Los médicos de California están tratando de resolver un misterio médico que involucra a dos hermanos a los que se les diagnosticó el mismo tipo de cáncer de cerebro, con dos semanas de diferencia entre ambos diagnósticos.

Kalea, de 6 años, y su hermano, Noah, de 4 años, ambos tenían tumores en la cabeza que tuvieron que extirparse quirúrgicamente.

Fue Kalea quien primero experimentó dolores de cabeza y vómitos. Los padres, Duncan y Nohea Avery, llevaron a la niña a un neurólogo, quien recomendó una resonancia magnética. El escáner mostró una masa en el tallo de su cerebro que medía 3.5 centímetros.

El 11 de junio, se sometió a una cirugía de cuatro horas para extirparle el tumor.

“Es duro. Tienes una hija a la que le encantaba patinar, jugar al fútbol y pasar el rato con sus amigas”, dijo su padre a Inside Edition, “y de repente se tiene que someter a una operación porque tiene cáncer cerebral. Como que todo el mundo simplemente se detiene”.

En el caso de la familia Avery, el mundo se detuvo dos veces.

Menos de una semana después de la operación de Kalea, Noah comenzó a quejarse de dolores de cabeza en el lugar entre sus cejas, el mismo sitio del dolor de su hermana.

Sus padres pensaban que estaba imitando los síntomas de Kalea. Pero no era así.

Noah también tenía un tumor. Un cáncer agresivo en la parte posterior del cerebro que afecta de 200 a 500 niños cada año en los Estados Unidos.

“Ni siquiera respondí”, dijo la madre Nohea, al enterarse de que su hijo también estaba enfermo. “De alguna manera me volví insensible. De repente nos damos cuenta de esto y comenzamos de nuevo con nuestro segundo hijo.”

En el Hospital de Niños de Los Ángeles, el Dr. Alan Wayne está tratando de encontrar un vínculo genético entre el cáncer de los hermanos.

“Es extremadamente raro tener dos tipos de cáncer en una familia que, de por sí, plantea la posibilidad de que se trate de una predisposición genética heredada”, dijo.

Ambos niños se someterán a quimioterapia y, posiblemente, terapia adicional después de eso.

“La mayoría de las veces”, dijo Wayne, “los niños pueden curarse”.

Se ha establecido una cuenta GoFundMe para ayudar a la familia con los costos médicos